Gladys Ardón: todo esfuerzo va a tener una recompensa

La comunicadora y presidenta de la organización Esperanza SV, Gladys Ardón, compartió con la audiencia de un programa de entrevistas en televisión, las vicisitudes que ha tenido que enfrentar y la manera en que las ha ido superando, gracias a su espíritu luchador.

Maybeline Rivas
La Palabra Universitaria

Para contar su experiencia, sus vivencias e historia de superación de vida, llegó al set de un programa de entrevistas televisiva la comunicadora, graduada de la Universidad Tecnológica de El Salvador, Gladys Ardón Urquía, una persona con buena actitud, esmero y con claridad sobre el rumbo que quiere en su vida.

Urquía es esa historia de superación, ayuda al prójimo y apoyo a diversas causas sociales, entre otras muchas acciones de buena fe, que a lo mejor fueron impulsadas por las vicisitudes que para la comunicadora significó el tener que enfrentar y vencer al cáncer y al Síndrome de Guillain-Barré.

Ardón Urquía es la presidente de la organización Esperanza SV, compuesta por un grupo de artistas, voluntarios y personas que han pasado por algún diagnóstico de cáncer, son sobrevivientes y llevan el mensaje de sanación y esperanza a los pacientes de diferentes hospitales.

La comunicadora resalta que, en el año 2014, después de haber pasado por una operación de apendicitis, le fue detectado un tumor cancerígeno. “En ese momento sentí que todo se vino abajo, tenía 18 años, una persona joven, nadie se espera una noticia así”, dice.

Añade que después de haber pasado por ese proceso empezó a buscar trabajo, pero le fue muy difícil encontrar uno, por lo que su única opción era el negocio familiar; sin embargo, ella no se visualizó en ese trabajo. “Yo no quería estar ahí, pero creo que la vida a veces a uno lo hace aterrizar”, agrega.

Expresa que tiempo después decidió ir a matricularse a la universidad, en la que se decidiría por el técnico en periodismo. Actualmente estudia para obtener su licenciatura en comunicaciones por medio de una beca, la cual le fue otorgada por la Utec, después de que su historia se viralizará en las redes sociales.

“Al final tenemos dos opciones: nos quedamos llorando nuestro sufrimiento, de lo que nos pueda estar pasando o si vemos eso como un impulso, como un trampolín para poder inspirar a otros”, comenta la comunicadora.

Explica que Esperanza SV nace de un grupo formado de sobrevivientes que se dedica a compartir alegrías, momentos y apoyo por medio de refrigerios, ropa, kits de cuidado personal, entre otros, a todos aquellos pacientes del Hospital Rosales que lo necesitan.

Puntualiza que el grupo de apoyo no solo se dedica a ayudar a pacientes, sino que también beneficia a doctores, enfermos, vigilantes, entre otros.

Gladys es la mejor muestra de que cuando se quiere algo en la vida se consigue si la persona se lo propone, pues lo ha logrado poniendo su esfuerzo en el mercado de mayoreo La Tiendona, vendiendo toda variedad de papas, mismas que si se le pregunta por calidad y tipos las conoce a la perfección.

Además, Gladys también pertenece a la directiva de Solidaritón, que es una fundación que ayuda a los más necesitados con programas sociales integrales y atención médica.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 8 = uno