Nacimiento y esperanza del niño Jesús es el nombre de la sala temporal que inauguró el MUA

La exposición ya se encuentra abierta para todo público hasta mediados del mes de enero de 2022. Esta es una muestra que se ha convertido en una tradición dentro del museo de la Universidad Tecnológica de El Salvador.

Samuel Montes
La Palabra Universitaria

El Museo Universitario de Antropología (MUA) de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec) ha inaugurado recientemente su sala temporal, denominada Nacimiento y esperanza del niño Jesús, como parte de su ya tradicional costumbre de dedicar un espacio en su recinto con alusión a la época de navidad.

La escritora y coordinadora de cultura de la Utec, Silvia Elena Regalado, resalta que la nueva sala temporal busca mostrar el amor, la esperanza, la fe, el perdón y la unión como símbolos reflexivos acerca de lo que significa la época navideña para la sociedad.

Por su parte el museógrafo y encargado de la exposición, Oscar Batres, afirma que, a pesar de los momentos difíciles presentados, como la pandemia de covid-19, se ha podido compartir pequeños momentos de alegría con la comunidad estudiantil y público en general, gracias a las exposiciones temporales que el MUA organiza.

Explicaron, que el montaje y organización de la novedosa exposición fue posible gracias a la orientación recibida por parte del director honorario del MUA, Ramón Rivas, quien, desde su morada en los Países Bajos, ha sabido orientar de la mejor manera al equipo de trabajo.

Los responsables del proyecto dijeron que la sala cuenta con una colección de muñecos de barro realizados por las manos de los artesanos, a quienes el MUA les da un especial reconocimiento por su labor y por llevar alegría a los hogares de la población salvadoreña y, además, el ambiente artístico que cada una de las exposiciones posee es gracias al escultor Joel Herrera, procedente de la ciudad de Ilobasco.

Destacan que la importancia de la sala radica en el significado reflexivo que la sociedad le asigne, sin importar sus principios religiosos o espirituales. “Cada quien lo asumirá desde su principio espiritual o religioso, pero sin duda alguna, tendrá una reacción de reflexión”, expresa Batres.

Del mismo modo el connotado antropólogo, Ramón Rivas, señala que la exposición inaugurada posee dos detalles específicos, la pequeñez y la esperanza, y hace referencia a la fragilidad del ser humano y a reflexionar sobre el sentido de la vida, el encontrar lo que realmente vale la pena y el esfuerzo que hay detrás de todo lo que uno como ser realiza.

Además, enfatiza que el compromiso cultural del MUA es no dejar perder las costumbres y tradiciones, y la manera en cómo se puede lograr es por medio de reflexiones impartidas y exposiciones temporales con grandes moralejas.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ cinco = 9