Experto en tecnologías resalta la importancia de los programadores web

Ese fue el tema con el que se ha inaugurado el Ticongle Camp, organizado por Conexión, en conjunto con otras organizaciones e instituciones que trabajan en áreas relacionadas al desarrollo tecnológico y telecomunicaciones.

Jackeline Elizabeth Mejía
La Palabra Universitaria

Sobre la programación web ha versado la conferencia inaugural con la que la Asociación Conexión dio inicio al Ticongle Camp, un campamento tecnológico que se desarrolla de manera virtual, mismo que hizo partícipes a decenas de jóvenes universitarios, académicos, y profesionales en los distintos campos de las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

Durante el campamento, que tuvo lugar entre el 23 y 28 de agosto, la empresa de telefonía Tigo El Salvador, que fue co-organizadora del campamento, sorteó 50 becas entre los asistentes virtuales, en su mayoría jóvenes de distintas universidades, entre ellas la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec).

La empresa telefónica reafirma su compromiso con estudiantes, jóvenes y mujeres en torno a la educación en desarrollo de software, para fortalecer las competencias y habilidades digitales.

Según destacan los organizadores del evento virtual, el mismo se ha enfocado en el objetivo de compartir experiencias de líderes de la industria local y latinoamericana; en ese sentido, fue Nelson Chicas, desarrollador de juegos, creador y director ejecutivo de la plataforma digital Págala, el primero en compartir esas experiencias ante un ávido auditorio virtual que esperaba por su participación desde tempranas horas del día.

“Hay que tener un sueño, buscarlo y nunca olvidar nuestro objetivo, abran la mente a las posibilidades del sueño que pueden aspirar y persíganlo hasta que lo logren”, fueron las palabras con las que abrió su conferencia el profesional, quien estudió ingeniería en sistemas y ha desarrollado juegos, así como Págala, una plataforma digital para realizar pagos electrónicos y conciliación contable.

Muchas personas manifiestan que los sueños solo se logran en el extranjero, sin embargo, el ingeniero dice que la solución está en expandir los horizontes y buscar oportunidades laborales, sin tener que irse hacia otro país. Para contextualizar tomó como referencia el dicho popular “gana en dólares, paga en pesos y paga en rupias”, recalcando que el verdadero sueño salvadoreño es ganar como un extranjero, gastando como un local.

Afirma que una de sus experiencias enriquecedoras fue cuando aplicó para un puesto de Backend Developer en Python, ya que estaba en medio de una investigación y, en ese momento, no era un desarrollador experto y nunca había programado con Python. Enfatiza que, aunque tenía pocos conocimientos, llegó muy lejos, completando el 90 por ciento de lo solicitado en la prueba realizada.

“Superé las primeras cuatro etapas de la reclutación, mi intención no era quedarme específicamente en el puesto, sino sustentar mi investigación; no me esperaba llegar tan lejos pero, en la última etapa, dos ingenieros revisaron mi código y me interrogaron, pero fue aquí donde se evidenció que Python no era mi fuerte en programación; sin embargo, obtuve grandes experiencias y conocimiento en el área”, comparte entre risas.

En cuanto a los consejos a la juventud, asegura que es importante actualizar el LinkedIn, siendo más humanos y concretos con la información publicada, ser generalistas, es decir, aprender una rama específica pero realizar cursos de otras temáticas para tener un panorama más amplio; realizar proyectos interesantes que dejen experiencias concretas y mostrarlos a otras personas y, por último, ser parte de la comunidad ya que la interacción abre puertas.

Al finalizar este primer taller el ingeniero dice “salgan de su zona de confort, exprésense, sean colaborativos y no se queden solo como espectadores, participen y aprendan a trabajar en equipo para que rompan los límites y puedan cumplir sus objetivos”.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 4 = dos