Pamela Vanegas: hay requisitos esenciales para emprender un negocio

La abogada y docente de la Utec, Pamela Vanegas, ha participado como panelista invitada en el programa televisivo 33 Te Escucha, en el que ha abordado el tema sobre cómo iniciar un negocio.

Samuel Montes
La Palabra Universitaria

“Para poder emprender un negocio se deben cumplir ciertos permisos que ya están establecidos por la ley”, explica la abogada y docente de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), Pamela Vanegas, durante su participación como panelista en el programa de entrevistas 33 Te Escucha.

La experta ha explicado que existe una diferencia entre un comerciante individual y social, pues el comerciante individual es aquel que por sí solo emprende su negocio y no necesita de terceras personas para iniciar diligencias en la activación de su flujo comercial, mientras que el comercio social depende de dos o más personas que se asocian, conforman una sociedad y emprenden un negocio.

En ese sentido, señala que ambos comerciantes deben de cumplir ciertos requisitos esenciales que están establecidos por la ley. “Estos dos comerciantes como tal, tienen requisitos esenciales que la ley ya nos establece, como límites de dinero para poder emprender sus negocios”, explica la abogada.

De la misma manera expone que ambos tipos de comerciantes poseen diferentes ventajas entre sí, puesto que en el caso del comerciante individual una de sus ventajas es que no debe rendir cuentas a terceros y administra de manera personal su propio negocio, mientras que el comerciante social posee acompañamiento de otros socios que han involucrado parte de su capital.

Sin embargo, explica, ambos comercios pueden poseer desventajas, siendo el caso que el comerciante individual no recibe apoyo en caso de liquidaciones y debe de auxiliarse de créditos altos en intereses, y el comerciante social debe poseer una reserva legal en casos de emergencia.

Por otro lado, la experta afirma que para poder emprender un negocio se debe seguir ciertos permisos requeridos por la ley como, por ejemplo, acudir a la alcaldía para solicitar la calificación del establecimiento, verificar si la ubicación del negocio es permitida, el pago de impuestos si se hace uso de una valla publicitaria, apelar con un notario para redactar una escritura de constitución de la sociedad, inscribirse en el registro de comercio para declararse como persona comerciante y, por último, pedir una matrícula de comercio.

Del mismo modo, Vanegas explica que todo comerciante individual o social debe inscribir su negocio en el Centro Nacional de Registros (CNR), por toda la serie de auditorías que la persona deberá de seguir posteriormente y el pago de impuestos que hará frente al Ministerio de Hacienda. Esto le permitirá tener una solvencia que le servirá para solicitar créditos a futuro.

Según la abogada, todo negocio debe tener dos partes fundamentales que deben ir enlazadas entre sí para su correcto funcionamiento, la buena administración de los recursos económicos y el buen asesoramiento legal.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


tres × 3 =