Psicóloga destaca la importancia del afecto en tiempos de pandemia

La docente del área de psicología de la Utec, Claudia Membreño, fue la responsable de abordar esta temática en su acostumbrada participación en la entrevista de televisión, 33 Te Escucha.

Karen Escoto
La Palabra Universitaria

El afecto y su importancia en la sociedad en tiempos de pandemia es el tema que recientemente abordó la psicóloga de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), Claudia Membreño.

La psicóloga destacó que las ocupaciones de la vida cotidiana hacen olvidar que no solamente “somos seres pensantes, sino que también sentimos y, el afecto que recibimos, está directamente relacionado con nuestras relaciones en el exterior, por lo tanto, esto nos llevará a tener empatía con los demás”, dijo.

De acuerdo a Membreño, la emergencia sanitaria causada por la pandemia del coronavirus “nos ha llevado a estar más cerca de la familia, ya que la mayoría hemos estado realizando el trabajo y estudio desde casa”, dijo, al tiempo que agregó que, en ese sentido, la sociedad ha tenido que aprender a educar las emociones debido al constante contacto con los seres queridos.

La experta indica que los afectos son aquellos que han sido olvidados en las relaciones sociales, pero por la cuarentena la sociedad se ha tenido que enfrentar a otro tipo de convivencia; las emociones y las sensaciones han tomado un rol sumamente importante.

“Por lo general estamos inmersos en actividades por tener un logro de bienestar económico o de bienestar más social, más material” dijo.

Según la profesional “las emociones y las sensaciones crecen con nosotros”, por lo que el ser humano es instintivo, lo cual le da la capacidad de buscar y dar afecto y de sentir simpatía por los demás.

“Un tipo de simpatía, de convivencia para llevarse bien, ya que el ser humano es un ser social y al ser capaces de controlar las emociones, los seres humanos generan empatía, lo cual conlleva a una coexistencia sana”, apuntó.

Además, dijo que en el caso que el afecto esté deteriorado, podría desencadenar desde violencia intrafamiliar hasta guerras mundiales; por lo tanto, es importante educar las emociones y tener comunicación asertiva.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


9 + = diecisiete