Prepararse ante la llegada de un nuevo hermano tema de análisis en 33 Te Escucha 

Volverse reservado e introvertido, sentir celos hacia su hermano y buscar llamar la atención, son comportamientos que los niños mayores pueden experimentar ante la llegada del nuevo bebé, dijo la psicóloga de la Utec, Elisa Vega. 

Fátima Sigüenza
La Palabra Universitaria

El abordaje ante la llegada del nuevo hermano ha sido tema de análisis en el programa televisivo 33 Te Escucha, en el que ha participado como panelista la profesional de la psicología de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), Elisa Vega. 

De acuerdo a la psicóloga, cuando un nuevo integrante llega a la familia implica muchos cambios para la vida de los padres y aún más para la de los hermanos que tienen menos edad, en particular los niños de entre dos y tres años. 

“Ellos van a notar cambios importantes y es ahí donde los padres tienen que ir preparando a los hijos para la llegada del nuevo hermanito. Desde el momento que los padres tienen la noticia deben de ir preparando a los hijos sobre la llegada este nuevo ser a la familia”, aconseja la experta. 

Agrega que los padres deben incluir a sus hijos dentro de este proceso y hacerles notar que ante el hecho de que llegue un nuevo hermanito siempre será incluido, pues muchos niños piensan que por que otro hermanito llegó a la familia él ya quedó desplazado totalmente, por eso es importante hacerles sentir querido y parte de ese proceso.  

También enfatiza que el momento más importante para preparar la llegada de un nuevo bebé tiene que ser al mismo momento de saber la noticia, informarle a los niños antes que a la demás familia, pues en caso contrario el niño puede sentirse desplazado cuando el bebé nazca.  

“Volverse reservado e introvertido, sentir celos hacia su hermano, buscar llamar la atención son comportamientos que los niños mayores pueden experimentar ante la llegada del nuevo bebé”, asegura Vega. 

Del mismo modo destacó que es importante que los padres comprendan que ese cambio resulta bastante difícil para los pequeños, sobre todo porque por mucho tiempo ellos estuvieron siendo el centro de atención del hogar y la noticia del nuevo integrante de la familia los hace sentirse alejados del lugar que siempre han tenido, y en ese momento es donde se empiezan a dar las manifestaciones antes mencionadas. 

“Algunas veces los niños buscan llamar la atención portándose mal, hacen travesuras como botar cosas, romper algo o no hacer caso y eso es parte del proceso que ellos están sintiendo, aquí es donde papá y mamá deben poner más atención, si el niño muestra ese comportamiento significa que en cierta medida se siente un poco desplazado por sus padres”, puntualiza la experta. 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− tres = 4