Experto brinda ponencia sobre intervención y prevención de adicciones

La ponencia, que fue impartida por el profesional español Diego Calvo, se impartió ante un grupo de estudiantes de carreras de diseño gráfico, comunicaciones y psicología.

Wilber Corpeño
La Palabra Universitaria

Una interesante ponencia sobre las estrategias de intervención y prevención en las adicciones, ha impartido recientemente el experto español, Diego Calvo, ante un grupo de estudiantes de las carreras de diseño gráfico, comunicaciones y psicología de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec).

Calvo, quien tiene formación y especialización en prevención de adicciones, inició su ponencia con la clasificación que se puede dar a las diferentes drogas; en ese sentido, dijo a los estudiantes que las sustancias se clasifican en tres grupos: el de las drogas depresoras, las psicoactivas y los alucinógenos.

“La marihuana, en general, es la droga más consumida en el mundo. Las drogas con las que los jóvenes tienen sus primeros contactos son el tabaco y el alcohol”, explica el experto.

Contextualiza que la droga ilegal más consumida en el mundo, especialmente por jóvenes, es la marihuana; la droga legal de mayor consumo a escala mundial sigue siendo el tabaco y el alcohol, pero enfatiza que en los últimos tiempos han surgido una cantidad de drogas que a la luz de la legalidad van cobrando auge entre la sociedad, ejemplo de ello, dice, son las bebidas energéticas, los medicamentos analgésicos, entre otros que ha destacado.

“La edad de inicio en el consumo de la marihuana es de 15 años; el alcohol, que prácticamente es consumido entre el 80 por ciento de la población, se empieza a consumir alrededor de los 18 años”, explica.

Calvo sostiene que el consumo de drogas, como la marihuana y el alcohol, tiene sus fundamentos motivacionales en la presión social; es decir que, los jóvenes, tienen como justificación para meterse en este mundo de consumo motivaciones de su mismo entorno. “Si otros lo hacen, por qué no lo haré yo, con esto me sentiré bien, esto me hace rendir mejor en mis estudios y, así, podrá haber un puñado de motivaciones que los jóvenes pueden tener para consumir drogas”, apunta.

El experto explica que las adicciones, al igual que las drogas, han sido clasificadas en tóxicas o en comportamentales, de tal forma que la adicción a la nicotina o al alcohol es de tipo tóxica; mientras que la vigorexia, el sexo, la oniomanía o compras compulsivas, la pagofagia (ingesta de hielo de forma persistente y compulsiva), el juego, son adicciones comportamentales.

“Todos ellos son trastornos o formas de vida adictivas; por lo tanto, este tipo de comportamientos nos permiten avanzar en el tema de adicción como un problema de salud mental involuntario; es decir que, se ha producido en unos si, y en otros no”, puntualiza.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


seis × = 30