Ponencia oral en congreso internacional de psicología presenta investigadora de la Utec

Ana Sandra Aguilar de Mendoza fue invitada por la Sociedad Interamericana de Psicología para participar con una ponencia, enfocada en el bienestar materno a través de la vinculación afectiva y adaptación prenatal durante la adolescencia.

Wilber Corpeño
La Palabra Universitaria

La investigadora de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), Ana Sandra Aguilar de Mendoza, ha presentado una ponencia oral en el trigésimo octavo Congreso Interamericano de Psicología, organizado por la Sociedad Interamericana de Psicología.

La referida entidad tiene como principal finalidad promover el intercambio entre psicólogos de las Américas y el conocimiento sobre la comprensión entre las culturas.

El bienestar materno a través de la vinculación afectiva y adaptación prenatal durante la adolescencia es el tema de la ponencia que ha presentado la investigadora y psicóloga de la Utec, la cual está fundamentada sobre un estudio que tiene como objetivo identificar la vinculación afectiva y la adaptación prenatal de la madre adolescente.

La investigadora explica que el estudio fue desarrollado bajo el método deductivo, cuantitativo y descriptivo; en el que se contó con la participación de 202 madres en etapa gestacional y post parto que acudieron al Ministerio de Salud.

Algunos resultados que el estudio destaca se enfocan en que el 54 por ciento de las personas consultadas presenta un déficit en la adaptación prenatal, pero hay un 63 por ciento de adolescentes que acepta positivamente el embarazo.

El estudio de Ana Sandra Aguilar también muestra, entre otras cosas, que el 64 por ciento de encuestadas establecieron una vinculación afectiva positiva a través de la interacción con el bebé, pero el 36 muestra un déficit con esa vinculación afectiva.

Entre tanto, algunas conclusiones del estudio se enfocan en que la aceptación al embarazo no implica que tenga una buena adaptación prenatal; además, la vinculación afectiva con el feto o el bebé no es percibida en el rango del 30 o 40 por ciento de las adolescentes en estado de maternidad.

Además, la investigadora concluye que el bienestar emocional se encuentra afectado al carecer de los pensamientos positivos hacia el bebé a través de la imaginación; del mismo modo, la evocación de experiencias infantiles positivas facilita la evocación de espacios de felicidad que producen un bienestar materno, según ha explicado.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ dos = 5