Mirna de Rivas: la pérdida de un progenitor suele ser más traumático en los niños

Así lo ha explicado la psicóloga de la Utec, Mirna de Rivas, en el programa de entrevistas de televisión, 33 Te Escucha.

Josué Hernández
La Palabra Universitaria

La profesional de la salud mental y docente de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), Mirna de Rivas, ha hablado sobre el duelo de un niño ante la pérdida de un progenitor, en el programa de entrevistas televisivas, 33 Te Escucha.

De acuerdo a la experta, la pérdida de un ser querido nunca es fácil para ninguna persona, mucho menos en los niños, y es más difícil aun cuando se trata de un progenitor, por tanto, hay que saber encontrar la forma de comunicarle al niño lo que sucede y, además, saber sobrellevar la situación.

Comunicar al niño la pérdida de un familiar nunca es fácil, no es sencillo, encontrar un momento adecuado para hacerlo, mucho menos cuando se trata de un progenitor; sin embargo, es importante no dejar pasar mucho tiempo para decirle, ya que el infante debe saber lo que está ocurriendo y lo esencial es que se lo comunique el progenitor que aún vive.

“Aunque no es fácil, debe hacerlo de una manera en que no trasmita su dolor al niño, debe ser de una manera sutil, para adaptar la información a la edad del niño”, aconseja la profesional.

La pérdida de un progenitor dice, suele ser más traumático en los niños y, sobre todo, es más impactante cuando el padre pierde la vida en circunstancias trágicas, como accidentes de diversa índole, en las que el menor haya estado presente.

“Cuando uno de los padres muere por cuestiones de salud, por enfermedad o cualquier otra causa natural, el padre que queda con vida debe tener mucha certeza, mucha templanza de cómo se va a acercar al pequeño para explicarle lo sucedido”, indica.

Agrega que es importante tomar en cuenta la edad del niño y la personalidad de éste, para poder acercarse y comunicarle lo que sucede; del mismo modo, es importante “no utilizar ideas metafóricas, el decirle al pequeño ‘tu mamá o tu papá se ha ido’, ‘ha ido a hacer un viaje y va a regresar tal vez’, porque se crearán falsas expectativas en ellos y la ilusión de que algún día va a regresar”, aconseja la experta.

Del mismo modo, dijo, hay situaciones en las que el pequeño no entiende lo que está pasando, aún después de haberle explicado; por tanto, hay que darle tiempo para que asimile la situación y pueda procesar el duelo.

Puntualiza que para que un niño pueda solventar la etapa de duelo, es importante el apoyo de papá o de mamá. El mismo debe solventar esa situación (papá o mamá) para apoyar al pequeño, darle a entender que es necesario seguir adelante ante la tristeza, ante la pérdida, ante la muerte. El niño tiene que aprender a ser feliz.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


uno − 1 =