La pandemia no ha detenido el flujo migratorio hacia EEUU dicen expertos 

El incremento alarmante en el flujo de inmigrantes salientes del Triángulo Norte en las últimas semanas hacia la frontera sur de Estados Unidos podría significar la primera crisis migratoria a la que se enfrentaría el gobierno de Joe Biden, dicen expertos en programa de entrevistas de canal 33. 

Estefany Guadalupe Nóchez 
La Palabra Universitaria   

Una serie de factores socio políticos cada vez más agudizados en los países del Triángulo Norte de la región centroamericana, ha encendido las alertas en la nación estadounidense, pues el aumento de migrantes hacia la frontera sur de ese país ha sido evidentemente exponencial, lo cual de entrada es un motivo de preocupación para el recién instalado presidente Joe Biden, dijeron expertos en el espacio de entrevistas República, de canal 33. 

De acuerdo a la especialista en derechos civiles y migratorios, Luz López y el director ejecutivo de la Alianza Américas, Oscar Chacón, los problemas sanitarios, delincuencia, desigualdad social, corrupción política y falta de oportunidades laborales a raíz de la pandemia son algunos factores que han agudizado el aumento de migrantes en busca del mal llamado sueño americano.   

Hasta el pasado mes de marzo se contabilizan 170 mil detenidos en la frontera sur, cifra que se puede contrastar con un dato similar proporcionado por el departamento de seguridad nacional de Estados Unidos en el año 2000. 

Sobre ello, Chacón destacó que en este tipo de situaciones hay una tendencia al error en el caso de las capturas de migrantes, en vista de que la misma persona puede ser capturada muchas veces; sin embargo, enfatizó que muchos de estos capturados eran de nacionalidad mexicana en su mayoría y no precisamente de alguna correspondiente a Centroamérica como se señaló en un principio. 

“La crisis no es algo tan genuino como los medios de comunicación con frecuencia nos harían pensar”, sostuvo Chacón durante su intervención, al aclarar que en Estados Unidos el tema de inmigración es bastante delicado y que debe tomarse con calma. 

Sin embargo, se señalaron muchos puntos importantes en los que se deja ver cuál es la participación de los gobiernos dentro de la situación de migración a las cuales se están enfrentando, acordando que la participación del gobierno de Biden no es muy diferente a las anteriores en las que se utilizaban los mismos métodos de represión hacia los migrantes. 

“La crisis es una exageración y tiene como propósito asustar a los estadounidenses blancos para que sigan propagando las políticas duras de Donald Trump; sin embargo, la administración de Biden le teme a lo que podría suceder políticamente y en vez de hablar con la ciudadanía y quitar el miedo caemos en el mismo patrón”, afirmó Luz López, especialista en derechos civiles y migratorios. 

Ambos expertos coinciden en que no hay diferencias marcadas entre la filosofía migratoria de la administración del expresidente Trump y la de nuevo mandatario Biden, pues ambos se están enfocando en una solución basada en la militarización de las fronteras entre los países del Triángulo Norte, políticas a las que El Salvador no se ha sumado aún.  

En ese sentido puntualizaron que, en este tema, más allá de la polémica del término crisis, se deben manejar políticas públicas que beneficien y apoyen a los sectores más vulnerables de los distintos países de la región, en los cuales no se violen sus derechos y se les trate con dignidad. 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


nueve × = 45