Padres sobreprotectores sin darse cuenta dañan emocionalmente a los niños

Lisbeth Platero
La Palabra Universitaria

Para profundizar en el tema de los padres emocionalmente abusivos la psicóloga y docente de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), Mirna de Rivas, se ha hecho presente al programa televisivo, 33 Te Escucha.

La profesional ha explicado las causas, consecuencias y cómo las personas que se sienten identificas pueden sobrellevar y superar las diferentes situaciones.

“Al utilizar el término ‘abuso’ muchas veces creemos que significa golpes, maltrato físico o incluso abuso sexual, pero, precisamente las palabras destructivas, las expresiones e, incluso los gestos del rostro, es lo que va a marcar la vida negativamente, la vida de los niños que sufren maltrato emocional”, expresa para aclarar el término.

En tal sentido, dice, existen padres sobreprotectores que sin darse cuenta dañan emocionalmente a los niños, al prohibirles ciertas libertades que otros tienen, por ejemplo, salir a jugar con otros niños al parque; y es que pueden controlar a los hijos, pero no al extremo, sino más bien de forma moderada, aconseja.

Remarca que a ese comportamiento se le conoce como padres autoritarios, donde se encierran en un patrón de superioridad e inferioridad de mala manera, lo que generará que el infante sea complaciente a todo lo que le pidan.

A raíz de ello las personas llegan a presentar resentimiento hacia los padres; sin embargo, la psicóloga y docente, insta a perdonar y sanar todo lo vivido en la infancia.

“Muchas veces como padres responsabilizamos de nuestros sentimientos a los hijos; lo hacemos al utilizar frases como: tu mamá está triste porque no quisiste hacer la tarea; ese es un grave error”, explica Rivas.

Así mismo, existen otros factores como la paternidad limitante que se presenta en los casos donde los padres no tienen el tiempo suficiente para pasar tiempo de calidad con los hijos; ante dicha problemática, la experta expone que convivir con los niños es importante, pues la familia es un pilar básico.

Sentenció que, pese a ello, ningún tipo de abuso emocional es hereditario, simplemente es una cuestión de la educación que el adulto recibió en la infancia y continua con el patrón de comportamiento que le enseñaron.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


9 + = diecisiete