Mejorar la educación garantizará el desarrollo de un país dicen jóvenes

Así lo sostuvo Gladys Ardón, vocera en El Salvador de una campaña que impulsa la Unión Europea, y Ricardo Pineda, de Honduras.

Lisbeth Platero
La Palabra Universitaria

Para hablar sobre el papel de los jóvenes como agentes de cambio y progreso en la sociedad, fueron invitados a participar en el programa 8 En Punto, la salvadoreña Gladys Ardón y el hondureño, Ricardo Pineda, ambos voceros en sus países de la campaña Nuestra voz, nuestro futuro, impulsada desde la Unión Europea (UE).

Esta campaña, que se desarrollada a través de redes sociales e impulsada en el marco de la celebración de la edición 77 de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), involucra a jóvenes de todo el mundo que inciden y que tienen liderazgo en cada uno de sus países para poder hacer un llamado sobre diversos temas, especialmente el multilateralismo.

En países como El Salvador hay ciertos problemas que afectan directamente a la juventud, particularmente el hecho de que haya más de 296 mil jóvenes en el rango de edad de 15 a 24 años que ni trabajan ni estudian; factor que, de acuerdo a la panelista salvadoreña, podría tener una relación directa con la falta de formación en este sector de la población, misma que se da por las pocas oportunidades que existen para poder formarse al nivel universitario.

“Sabemos que contamos con una universidad estatal, pero está claro que no todos los jóvenes logran un cupo para estudiar en esa universidad; entonces, deberían facilitarse oportunidades para que los jóvenes que no logren ingresar a esa universidad, sí lo puedan hacer en las universidades privadas”, dice.

Añade que este no es un problema nuevo, pues es algo que ha venido siendo punto de discusión desde hace muchos años, pero nunca se plantean soluciones integrales que permitan que la gran mayoría de jóvenes puedan continuar con su formación y puedan prepararse de la mejor manera para enfrentarse al mercado laboral, que a lo mejor les brindaría más y mejores oportunidades.

“Al final la educación es lo que va a transformar el futuro de los países”, reflexiona la joven líder. El joven hondureño secunda la reflexión de Ardón, pues afirma que en general en la región centroamericana se comparte la misma historia en cuanto a jóvenes se refiere, quienes enfrentan un sistema de desarrollo laboral totalmente excluyente.

“Es decir, que aquellas personas que han tenido la oportunidad de poder estudiar en una universidad terminan incrementando esta brecha hacia el acceso a mejores empleos y, por otro lado, las mismas universidades no tienen la capacidad de recibir a la cantidad de estudiantes que egresan del sistema de educación media, quienes demandan oportunidades para acceder al sistema de formación universitaria.

Ambos jóvenes coinciden en que, en la región, es necesario que se mejoren los sistemas educativos y, sobre todo, que haya más y mejores oportunidades de acceder a los mismos, especialmente en el nivel universitario.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


9 − uno =