La resiliencia es clave para lograr los propósitos dice psicóloga   

La docente de la escuela de psicología de la Utec, Diana Barrera, enfatiza en la fuerza de voluntad y accionar de las personas que se han proyectado metas y propósitos a corto, mediano y largo plazo en este nuevo año.  

Jackeline Elizabeth Mejía
La Palabra Universitaria 

Metas y propósitos para año nuevo ha sido un tema de análisis que recientemente abordó la psicóloga de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), Diana Barrera, en su acostumbrada participación en el espacio de entrevista televisivo 33 Te Escucha.   

La experta afirma que, para iniciar un nuevo año con perspectivas hacia el futuro, se necesita reconocer aspectos familiares y personales que permitan la realización de los propósitos, esto se debe a que las metas a corto, mediano o largo plazo forman parte del proyecto de vida que una persona idealiza.  

Muchas metas y propósitos provienen de una necesidad y es importante no confundir las necesidades con los compromisos, debido a que muchos propósitos requieren de acción inmediata, aunque no se vean los resultados a corto plazo; no es solo querer o proyectar también es hacer y accionar”, expresó la especialista.  

Todo proceso se desarrolla paso a paso, por tal razón la psicóloga mencionó que “cada avance puede implicar una renuncia”, ya que, muchas personas al inicio del año se proponen bajar de peso o cambiar la alimentación para contrarrestar algún tipo de enfermedad, pues esto conlleva a la renuncia de ciertos hábitos que obstaculizan el resultado de los objetivos.  

La cuarentena por causa del covid-19 provocó un aumento de frustración en muchas personas, por tal razón, dijo que todos deben aprender a disfrutar y celebrar los pequeños avances. La comparación con otros provoca la decepción o desánimo debido a que, si dos personas realizan la misma metodología, no significa que obtendrán los mismos resultados.   

Entre los aspectos a tomar en cuenta para hacer propósitos en año nuevo, la especialista mencionó: “Hacer una meta o propósito realista, considerar los obstáculos que podrían surgir, celebrar cada paso cumplido hacia la meta, reconocer y aceptar la renuncia hacia ciertos hábitos y aprender a manejar la frustración”.  

En cuanto a los obstáculos inesperados que impiden la realización de los propósitos, la psicóloga mencionó una clave: “las personas resilientesque desarrollan la capacidad de adaptarse a cualquier entorno y enfrentan la adversidad con energía, tienen mayores probabilidades de tener éxito, puesto que, si no funciona el plan a, desarrollan el plan b”.  

Para finalizar, aseguró que identificar las emociones para que no afecte el resultado de los propósitos es aprender a manejar la frustración y es importante enfocarse, trabajar y accionar para cumplir cada meta y propósito.  

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ocho − 7 =