Desarrollaron seminario sobre importancia de carreras STEM ante industria 4.0

La responsable de desarrollar la jornada formativa fue la asesora empresarial e investigadora, Claudia Rodríguez. La actividad ha sido impulsada por medio del Laboratorio de innovación Social de la Utec, Lab Utec Núcleo.

Maybelline Rivas
La Palabra Universitaria

La importancia de las carreras STEM ante la industria 4.0 fue el tema de un seminario web especializado que recientemente ha realizado la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), a través del Laboratorio de Innovación Social (Lab Utec Núcleo).

El desarrollo de la jornada formativa estuvo a cargo de Claudia Rodríguez, asesora empresarial e investigadora, quien destaca que las carreras STEM son aquellas que están relacionadas con las áreas de conocimiento, como la ciencia, la tecnología, la ingeniería y matemática.

Agrega que en la actualidad los perfiles más demandados por las empresas o por las organizaciones son aquellas que se vinculan con la disciplina STEM, mismas que, además, son respaldadas por estudios que demuestran el considerable aumento en su demanda.

De acuerdo a la experta, la cuarta revolución industrial, también conocida como industria 4.0, implica la promesa de una nueva revolución que combina técnicas avanzadas de producción y operaciones con tecnologías inteligentes que se integrarán en las organizaciones, las personas y los activos.

“El objetivo de esta nueva revolución es la de cambiar la forma en la que los negocios operan”, acuña la facilitadora.

Agrega que en esta industria tiene que ver mucho la conectividad con el internet, y considera que es una gran oportunidad para los países. Del mismo modo, aconseja fomentar las carreras como arte y música.

“Estas carreras generan una condición en los estudiantes para mejorar sus capacidades innovadoras “, añade la investigadora.

Por otro lado, explica el impacto que tendrían las industrias 4.0 en el empleo, por lo que ha destacado un documento publicado por el Foro Económico Mundial en el que comunica que, para el año 2025, los trabajos realizados por los humanos también lo harán las máquinas; de igual manera, menciona que a raíz de la pandemia este proceso se aceleró, puesto que se buscaba que no hubiese contacto físico.

Además, dijo que se estima que 85 millones de trabajos serán desplazados por un cambio de división de trabajo entre humanos y máquinas; sin embargo, agrega que pueden surgir 95 millones de trabajos.

“Pero para esas nuevas plazas se va a requerir gente con mejores calificaciones, con habilidades técnicas, socioemocionales y transversales, también saber inglés, saber otro idioma”, acuña.

La investigadora apunta que resulta preocupante la sustitución del humano por las máquinas, ya que desde el año 2018 es más rentable tener a una máquina que haga actividades laborales que a las personas.

“Las universidades tienen que acercarse a las empresas para ir viendo y creando una estrategia para la empleabilidad de los jóvenes egresados”, dice la experta, sobre la sustitución del humano por las máquinas en los trabajos.

Apuntó que el Banco Mundial recientemente hizo un estudio donde dice que los países en vías de desarrollo ya no emplean personal no calificado o semi-calificado, sino que la tendencia es contratar gente con habilidades altas y muy calificadas.

En ese sentido, la experta puntualiza que en El Salvador lo preocupante es que previo al covid-19 ya se registraba un declive en los indicadores relacionados a la educación e inversión en capital humano.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ nueve = 18