Analizan impacto de la pandemia sobre acceso de servicios de salud sexual y reproductiva 

La discusión sobre esta temática se desarrolló por medio de un foro virtual organizado por el UNFPA, en conjunto con el CIOPS y la cátedra de género de la Utec, en el que participaron mujeres representantes de diversas organizaciones.  

Katlyn Granados Búcaro  
La Palabra Universitaria   

El impacto del covid-19 en el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva es el nombre del sondeo de opinión que sirvió como plataforma de análisis, durante un foro virtual que impulsó el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), en conjunto con el Centro de Investigación de la Opinión Pública Salvadoreña (CIOPS) y la cátedra de género de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec). 

Previo al análisis la decana de la facultad de ciencias sociales de la Utec, Arely Villalta de Parada, resaltó que para la Utec es motivo de orgullo impulsar este tipo de análisis, pues la pandemia ha puesto en evidencia la vulneración a los derechos de las mujeres, por lo que se vuelve importante conocer los resultados de este sondeo que desarrolló el CIOPS en conjunto con con la Asociación de Ginecología y Obstetricia de El Salvador y la Asociación de Enfermeras. 

Los resultados del sondeo fueron compartidos por el director del CIOSP y decano de la Facultad de Informática y Ciencias Aplicadas (CIOPS), Francisco Armando Zepeda, mismos que fueron discutidos y reflexionados por la representante de la junta directiva de la Asociación de Ginecología y Obstetricia de El Salvador (ASOGOES), Sofía Villalta; y la presidenta de la Asociación Nacional de Enfermeras de El Salvador (ANES), Nora Barahona.      

 

Los resultados del estudio

Armando Zepeda trajo a remembranza los resultados principales que se obtuvieron en la investigación pasada, realizada en junio del 2020, en la que se obtuvo cierto tipo de información que causó un impacto negativo, como el cierre de acceso a servicios de salud sexual, interrupción en la cadena de suministros (anticonceptivos), acceso limitado de cuidados de salud materna, planificación familiar, VIH/ ITS entre otros.  

Igualmente, niñas y mujeres viviendo con perpetradores, efectos psicosociales como ansiedad y depresión, que quedaron a un lado por la prioridad que existió de dar mayor realce a los casos de covid-19. 

Como parte de los resultados, indicó que el 40 por ciento de las usuarias se encontraban en estado de embarazo entre el 18 de marzo al 18 de agosto, así también, el 17 por ciento de usuarias manifestó que se pudieron contactar vía llamada telefónica y en algunos casos por mensajes de texto como alternativa de solución. Así mismo, el 42 por ciento de las usuarias manifestó necesitar al menos un método para planificar, mientras que el 57.2 por ciento indicó no necesitarlo. “Hubo una disminución en la asistencia de métodos anticonceptivos por parte de mujeres usuarias”, agregó Zepeda.  

Sofia Villalta también indicó que existieron algunos efectos trazadores que fueron parte de la afectación en los casos de la salud sexual y reproductiva. “En primer lugar el miedo en todos los parámetros que las usuarias manifestaron del temor al contagio; el segundo, la inaccesibilidad a los servicios, primero por las restricciones de conductividad que hubo por no haber servicios públicos y, luego, también por el cierre de algunos servicios de salud que no dieron atención por la asignación de algún personal médico a la atención del COVID”, puntualizó. 

Por otro parte, Norma Barahona, también expresó que según los resultados los servicios a la salud sexual y reproductiva fueron impactados de forma negativa en la pandemia. “Las mismas usuarias han manifestado que el 78% de ellas no tuvieron acceso al control prenatal e, inclusive, en algunos datos el personal que fue entrevistado menciona que los registros también evidencian que ha habido disminución de los servicios en todo lo que son los componentes o pilares fundamentales de la salud sexual y reproductiva.  

El acceso a los servicios tiene que ser igualitario, equitativo en cualquier circunstancia ya sea en emergencia o no, entendemos las condiciones propias de la emergencia, sin embargo, hay que definir mejorar esos aspectos sobre todo para la formación de las nuevas tecnologías en la salud y en la medicina que permitan fortalecer el acceso en estos componentes para la mujer, en la salud sexual y reproductiva”, recalcó Barahona, acerca del cuidado que debe existir aún en tiempos de pandemia.   

Para finalizar, los panelistas en forma conjunta indicaron que es primordial que si llegara a existir una nueva ola de contagio de covid-19, se cuente con los medios necesarios para poder atender todo tipo de situación y emergencia, con el fin que no se desatiendan estos casos que son también de vital importancia para la salud sexual y reproductiva de mujeres y niñas en nuestro país.  

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


tres × = 27