Expertos israelitas imparten a emprendedores taller sobre innovación

El taller fue desarrollado en el centro de formación profesional de la casa de estudios universitarios y fue impartido por la Agencia Israelí de Cooperación Internacional para el Desarrolló (MASHAV), en conjunto con otras instituciones.  

Texto y fotos: Wilber Corpeño
La Palabra Universitaria

Taller laboratorio empresarial enfocado a la innovación es el nombre de un proyecto de formación dirigido a emprendedores, que se desarrolló en el campus de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec) y que fue impartido por dos expertos de la temática provenientes de Israel.

El proyecto es una iniciativa que impulsa en el país la Agencia Israelí de Cooperación Internacional para el Desarrollo (MASHAV es su acrónimo hebreo), en conjunto con el Ministerio de Relaciones Exteriores, Jerusalén Centro Internacional de Capacitación Golda Meir Mashav Carmel (MCTC), en alianza con Young Americas Business Trust (YABT) y la Organización de Estados Americanos (OEA).

Además, el proyecto contó con la colaboración de instituciones como la Asociación Salvadoreña para el Desarrollo Integral de la Juventud (ASAES) y la Utec, que puso a disposición las instalaciones de su Centro de Formación Profesional (CFP) para el desarrollo de las jornadas.

Laura Altschuler, facilitadora y Salomón Vilensky

Según explicaron los facilitadores, el taller se desarrolló con la principal finalidad de proveer a los participantes una visión general sobre los elementos críticos de mejora de la competitividad empresarial a través de la definición, implantación y gestión de entornos y procesos de innovación.

Así mismo, el taller se propuso facilitar un espacio de intercambio de experiencias y casos de éxito en miras de fortalecer la gestión empresarial competitiva como motor para el desarrollo económico sostenible de las regiones de los participantes.

“Con este taller buscábamos hacer un diagnóstico para saber lo que se está haciendo en el país sobre el tema de emprendedurismo y la innovación y, a partir de ahí, llevar a los participantes a conocimientos nuevos o conocimientos ya adquiridos, con miras a que puedan, de alguna manera, tener un punto de vista diferente”, explicó Laura Altschuler, facilitadora del taller.

Por su parte Salomón (Lalo) Vilensky, conferencista especializado de Mashav, resalta que este tipo de cursos buscan en esencia que los participantes tengan la iniciativa por si mismos de impulsar diversas acciones innovadoras que les lleve a impulsar por sí mismos sus propias ideas de negocio que les permita, en primera instancia, el desarrollo personal y familiar y, en segundo plano, que esa acción sea un potente elemento que contribuya al desarrollo del país.

“A los participantes les brindamos distintas técnicas de cómo innovar, pero al final hay que tener claro que son ellos los que trabajan sus ideas. Con las técnicas nuestras y con las que ya saben el reto es lograr desarrollar un proyecto de innovación en un período de cinco días, que fue la duración del curso”, acotó el experto.

Dice que para desarrollar cosas innovadoras no se necesita dinero, lo que en verdad se necesitan son ideas buenas. “Si hay ideas buenas va a ver dinero siempre, si hay ideas malas no va a ver dinero nunca”, reflexiona.

Lalo puntualizó que lo bueno de este tipo de cursos es que generan verdaderos impactos en los participantes, quienes después de haber finalizado el curso continúan hablando de innovación y de emprendedurismo y les queda la satisfacción que esa gente siga diseminando el mensaje positivo e influyendo en otras para que emprendan o innoven.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 − tres =