Situación del periodismo en El Salvador y Nicaragua analizan en foro televisivo

Las condiciones del ejercicio periodístico en El Salvador y Nicaragua fue el tema abordado en el programa televisivo 8 En Punto, transmitido por canal 33.

Samuel Montes
La Palabra Universitaria

Para analizar las condiciones del ejercicio periodístico en El Salvador y Nicaragua, fueron invitados a participar del programa de entrevistas de Canal 33, 8 En Punto, el periodista nicaragüense, Iván Olivares; y César Fagoaga, presidente de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES).

Olivares lamenta que aquel país centroamericano (Nicaragua) se constituye como el primer país de América Latina que no cuenta con un periódico impreso, a partir de 2019, pues se vieron obligados por el gobierno de Daniel Ortega a cerrar operaciones, confiscándoles equipos de producción, secuestro de instalaciones, encarcelamiento de funcionarios del medio y, para rematar, el componente económico que poco a poco venía amenazando el funcionando de estos rotativos.

El experto en temas económicos y políticos del periódico digital El Confidencial, agrega que el gobierno nicaragüense ha querido justificar que la toma de las diferentes instalaciones periodísticas ha sido con la justificante de la instalación de centros de salud y hogares de atención materna pero que, en realidad, dichas propiedades no han sido utilizadas para esos fines.

Sin embargo, asegura que la razón de un periodista es informar e investigar y que las situaciones y las dictaduras actuales no van a impedir que los periodistas sean callados. “La dictadura ha fracasado y no puede callarnos esta vez, los periodistas seguimos haciendo nuestro trabajo y no nos vamos a rendir”, afirma.

Por otro lado, César Fagoaga, quien es presidente de la APES, comenta que el periodismo en El Salvador ha cruzado diferentes líneas rojas que deberían de causar alarma, por ejemplo, agresiones y vulneraciones recibidas a todos aquellos que desempeñan la profesión.

Afirma que el periodismo en el país tendrá el mismo rumbo que muchos medios de comunicación ubicados en otros lugares, tal es el caso de Nicaragua o en Venezuela. ‘‘La situación se está volviendo insostenible’’, expresa Fagoaga.

Sin embargo, a pesar de las situaciones extremadamente difíciles que se viven, los periodistas continúan realizando un periodismo valiente, porque, y según comentarios de Fagoaga, han comprendido que la motivación de un periodista es el servicio ciudadano.

Recomienda que el rol que se debe de tener es el de la defensa, el denunciar a cualquiera que desee dar una mala imagen de aquellos que dedican su vida a realizar periodismo.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× 7 = siete