El acoso y cobros abusivos están regulados en la ley dice experta

La profesional del derecho y académica de la Utec, Xenia Linares Rodríguez, abordó en el programa televisivo, 33 te Escucha, el tema relacionado a las gestiones de cobro.

Lisbeth Platero
La Palabra Universitaria

Límites en las gestiones de cobro ha sido una de las temáticas que recientemente fue puesta en la mesa de análisis del programa de entrevistas de televisión, 33 Te Escucha, donde participó como panelista la experta del derecho y docente de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), Xenia Linares Rodríguez.

Ser responsable con el pago de las deudas es uno de los consejos de la abogada, pues en esa medida se garantizará contar con un buen récord crediticio ante el sistema financiero nacional; en ese sentido, será mucho más fácil en el futuro acceder con facilidad a cualquier línea de crédito en el momento que sea necesario.

“Tener un buen récord crediticio es sumamente importante para progresar en la sociedad, y eso implica ser responsable con el pago de las deudas”, dice.

Agrega que hay muchas personas que caen en mora con cualquier crédito debido a la irresponsabilidad y desorden con la que asumen deudas, especialmente, dice, con las tarjetas de crédito cuando no se sabe la manera de utilizarlas, del mismo modo con la adquisición de otras deudas.

Aclara que los gestores de cobro tienen ciertas atribuciones para poder presionar a los deudores, siempre y cuando esa presión no se convierta en un acoso ni tampoco en una falta de respeto, ni mucho menos que sea causante de daños morales o psicológicos a las personas.

“Cuando a una persona le llaman 15 veces al día, cuando le acosan por todos los medios, es decir, llegan a la casa, llegan al trabajo, le llaman al celular, a su casa, entre otros métodos, se vuelve un acoso que no está permitido”, explica la profesional del derecho.

Linares explica que la Defensoría del Consumidor, en la Ley de protección al consumidor, ha establecido una reforma en su artículo número 18, numeral F, donde se prohíben los cobros abusivos, injuriosos.

Es decir que, “los gestores de cobro no pueden llegar al lugar de trabajo del deudor a hacerle escándalos, no pueden estar llamando a los empleadores, llegando a su casa, dejándole notas, insultarle, gritarle, amenazar y, mucho menos, estar llamando fuera de las horas laborales, ni en fines de semana. Todo eso está prohibido”, sentencia la abogada.

La experta aconseja que en caso de sentirse acosado y se valore que la condición psicológica está en juego, se debe interponer una denuncia ante la dirección general de protección al consumidor, quienes serán los responsables de tomar nota del caso y darle seguimiento.

Por otra parte, la aboga aclara que según el Artículo 361 del Código de Procedimientos Civiles y Mercantiles, los cobradores o empresas que han otorgado el préstamo no pueden embargar los artículos dentro del inmueble del acreedor; así mismo, no se pueden embargar los utensilios de trabajo, como libros u otros objetos que le sirven a la persona para sus necesidades.

Sin embargo, existe la posibilidad de que a una persona le embarguen el salario y esto está respaldado en el Código de Procedimientos Civiles y Mercantiles. “Si la persona gana más de dos salarios mínimos, lo que exceda de ello se le agregará un 5 por ciento, si gana más de tres salarios mínimos, sería un 10 por ciento y así sucesivamente, para recuperar la deuda”, explica la experta en leyes.

Pero antes que todo esto suceda y si por algún motivo fuera de su alcance no pueden consolidar las deudas, lo mejor es que busquen la forma de negociar lo pendiente con los acreedores, por ejemplo, un acuerdo de pago. Con cualquier método viable que el deudor quiera tomar para hacer más factible el pago, debe asesorarse primero para no recaer en engaños u otros percances.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 × = tres