Iglesia católica ultima detalles para beatificación de cuatro mártires

El padre Rutilio Grande, Fray Cosme Spessotto y los religiosos, Manuel Solórzano y Nelson Lemus, serán beatificados en un concurrido acto que tendrá lugar el 22 de enero en la Plaza Salvador del Mundo, en la capital salvadoreña.

Wilber Corpeño
La Palabra Universitaria

Cientos de fieles católicos en El Salvador, y sin duda en muchos otros países del mundo, esperan ansiosos el sábado 22 de enero de 2022, fecha que el papa Francisco, desde la Ciudad del Vaticano estableció para desarrollar el acto de beatificación del padre Rutilio Grande, el señor Manuel Solórzano, el joven Nelson Lemus y el sacerdote italiano fray Cosme Spessotto, quienes han sido declarados mártires de la iglesia.

Las autoridades episcopales de El Salvador anunciaron recientemente que el acto de beatificación, que se espera cuente con la participación de cientos de personas, será desarrollado en la plaza Las Américas, popularmente conocida como Salvador del Mundo.

El comité de la causa de la beatificación del padre Rutilio Grande, a través de su cuenta de Twitter, compartió imágenes de cómo lucirá la plaza Salvador del Mundo cuando el clérigo salvadoreño sea declarado beato, junto al sacerdote italiano, fray Cosme Spessotto y los laicos Manuel Solórzano y Nelson Rutilio Lemus.

Han anunciado que la ceremonia será a las 5:00 de la tarde y la presidirá el cardenal salvadoreño, Gregorio Rosa Chávez.

Para los obispos de El Salvador es una inmensa alegría la elevación a los altares de estos cuatro mártires e invitan a los fieles a prepararse para tan esperada celebración.

Explicaron que los procesos de beatificación habían concluido el año pasado, pero por motivos de la pandemia no se había podido realizar la ceremonia de beatificación.

El papa Francisco autorizó la beatificación del sacerdote salvadoreño Rutilio Grande y del italiano Fray Cosme Spessotto, el pasado 27 de agosto del 2021, ambos mártires de la iglesia católica asesinados en El Salvador en los inicios del conflicto armado.

El padre Rutilio Grande fue asesinado el 12 de marzo de 1977 cuando se dirigía a celebrar misa a El Paisnal; ese día era acompañado por don Manuel Solórzano y Nelson Lemus, quienes lamentablemente, juntó al sacerdote, murieron tras ser emboscados en el camino y su carro ametrallado brutalmente.

Fray Cosme Spessotto fue asesinado el 14 de junio de 1980 en el templo parroquial de San Juan Nonualco, donde fue párroco durante 27 años.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


nueve − = 6