Abogado destaca que todo contrato de arrendamiento establece derechos y obligaciones

Así lo ha explicado el profesional del derecho y docente de la Utec, Marco Alfaro, en una de sus intervenciones en el programa de entrevistas 33 Te Escucha.

Maybelline Rivas
La Palabra Universitaria

Los desalojos de inmuebles y los responsables de su determinación fue el tema que recientemente se abordó en el programa de entrevistas de televisión, 33 Te Escucha, en el que ha participado como panelista el profesional del derecho y docente de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), Marco Alfaro.

De acuerdo al experto, el contrato de arrendamiento puede ser diverso; en ese sentido, trata de diversas cosas, como la ejecución de obras, así como del ejercicio de actividades diversas enfocadas en la prestación de servicios.

“En cualquiera de los casos, hay que identificar que existen dos sujetos: el arrendante y el arrendatario y, en tanto que las dos personas contratantes estén decididas a la ejecución de aquel contrato, deberán de establecer sus correlativos derechos y obligaciones”, contextualiza el experto.

Al mismo tiempo agrega que “eso nos lleva a considerar que, esos pactos, que ese contrato, que esa relación jurídica a crear, debe de estar siempre por escrito, no puede ser de otra manera”, dice.

Explica que en la Ley del inquilinato se establece que, en determinado momento, de no existir contrato escrito entre las partes contratantes, puede establecerse una sanción o multa por esa omisión, que es equivalente al 50 por ciento del canon de arrendamiento que haya pactado libremente por el principio de la voluntad de los sujetos.

“Por ello es importante que todo contrato comience por establecer claramente los derechos y obligaciones correlativas de ambas partes”, dice.

Por otra parte, expresa que las características de los contratos es que son consensuales, se necesita la voluntad determinada de las dos partes para pactar ese vínculo y, a la vez los contratos son bilaterales, esto quiere decir que pueden existir diversas personas para poder llevar a cabo el contrato; del mismo modo, los contratos son conmutativos.

“Es importante que en el contrato ambas partes tengan plena capacidad de ejercicio para asumir las responsabilidades que le van a devenir en un momento determinado”, agrega.

Por otro lado, añade que en los casos de renta de un apartamento o de una casa, la privacidad es sumamente fundamental y que las personas involucradas en el contrato se respeten mutuamente.

“En este caso, es obligación para el arrendante que no estorbe al derecho a la privacidad, es importante que esté consciente del goce de los bienes que da el arrendatario”, expresa Alfaro.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


7 × = veinte uno