Conacyt rinde homenaje a mujeres investigadoras de la Utec

El reconocimiento lo ha realizado la entidad a través de publicaciones en diversas redes sociales, en las que destacan los aportes de las académicas en el marco del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

Wilber Corpeño
La Palabra Universitaria

Una llamativa campaña en redes sociales impulsa desde hace varios días el Nuevo Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (N-CONACYT), para rendir homenaje a mujeres que en el país se han destacado por sus aportes en el trabajo de la investigación científica, entre ellas figuran profesionales de diversas áreas del saber de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec).

La campaña es impulsada en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Para las autoridades de esta y todas las instituciones comprometidas con el desarrollo científico es de vital importancia reconocer los aportes que desde el género femenino se hacen en materia de generación del conocimiento.

Por ello, en la lista que destaca el N-CONACYT figuran los nombres de la decana de la facultad de ciencias sociales, Arely Villalta de Parada; la directora de investigaciones, Camila Calles; la psicóloga, Ana Sandra Aguilar de Mendoza; la ingeniera, Verónica Rosa; y la arqueóloga, María Sofía Albayero García.

Cada una de las publicaciones destaca aportes puntuales impulsados por las profesionales; en otros, también se conoce el relato contado de primera mano por la investigadora sobre sus experiencias en diferentes proyectos que ha impulsado.

Arely Villalta de Parada resalta los desafíos y retos para insertarse en la cultura científica y romper con los estereotipos de género, por lo que ha gestionado y ha hecho posible la formación de mujeres docentes en la ciencia. Del mismo modo ha impulsado proyectos que empoderan a mujeres en la ciencia como el Consejo de Facultades Humanísticas de Centroamérica, el Caribe y México (COFAHCA) y la cátedra de género de la Utec.

Camila Calles destaca por su parte que “el principal desafío que las mujeres tenemos que enfrentar es creer en nosotras mismas, estar seguras de que somos capaces de realizar nuestros sueños. Tenemos que tener confianza en nosotras y, con ello, no debe importar lo que digan, lo que crean, y lo que esperan los demás; pero esa confianza se construye gracias al entorno donde nos desarrollamos”, dice.

Verónica Rosa destaca que el área de la investigación es muy bonita, pero se requiere tiempo y una buena disposición, por lo que no es muy bien aceptada por algunos estudiantes y maestros; sin embargo, “en 2014 rompí esas barreras y dije que era buen momento para comenzar a investigar y dar a conocer los resultados a través de publicaciones realizadas”, destaca.

La psicóloga y máster en salud pública, Ana Sandra Aguilar, resalta que el reto que enfrentó fue iniciarse en la carrera de investigadora en salud mental a finales de su adultez temprana, sin una mentora. “La edad para las científicas se promueve a inicios de este periodo de vida, el reto es posicionarse como científica en la edad intermedia y ser reconocida como mentora de otras mujeres que buscan la oportunidad que hoy tengo”, relata.

Por su parte, Albayero relata que la arqueología le abrió las puertas de la investigación científica; sin embargo, en el imaginario colectivo se tiene la imagen de que es una carrera exclusivamente masculina, al estilo Indiana Jones, pero “sorprendentemente para mí fue saber que tenía varias antecesoras que ya se habían graduado, y fueron ellas quienes me inspiraron a continuar estudiando y me abrieron la brecha”, destaca.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


nueve × = 18