Celebran Día de la Cruz en la Utec mediante plataformas virtuales

Cada año la celebración de ese rito ancestral es impulsada por la unidad de cultura de la casa de estudios universitarios, a través del Museo Universitario de Antropología (MUA), que este año se ha desarrollado bajo la modalidad virtual. 

Saraí Sigüenza  
La Palabra Universitaria

De una manera diferente, pero con el mismo espíritu cultural, se ha celebrado el Día de la Cruz en las instalaciones del Museo Universitario de Antropología (MUA), de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec).  

Como cada año, esta celebración es impulsada desde el seno de la dirección de cultura, que, este año, ha desarrollado la jornada con el apoyo de las plataformas digitales, lo que permitió que expertos de la antropología, la historia, la sociología y la teología, destacarán sus interesantes análisis y reflexiones sobre la importancia de esta antigua tradición.  

“Año con año hemos departido juntos los productos de la tierra, pero también año con año hemos reflexionado sobre el verdadero significado de esto”, señala desde los Países Bajos (Holanda), el director de cultura de la Utec, Ramón Rivas. 

Desde la perspectiva cristiana, el sacerdote diocesano y catedrático de filosofía de la Utec, Reynaldo Rivas, expresa que el Día de la Cruz “asocia la dimensión cultural histórica con la dimensión del patrimonio religioso”.  

Al mismo tiempo agrega que “la cruz que reviste el palo de jiote representa también al Cristo desollado que genera la vida, el Cristo que muere para darnos vida con la resurrección”, recalca.  

Además, el religioso hace un llamado a la conciencia de compromiso social y ecológico. “No podemos ser cristianos si no cuidamos la naturaleza, sería anticristiano profesar la fe y destruir la naturaleza que Dios nos dio en el libro de Génesis”, dice. 

Según la creencia, el ritual de adorar la cruz, que se decora con frutas de temporada, se hace en cada casa y la dinámica pasa por visitar a los vecinos, arrodillarse frente a la cruz y persignarse como referencia a la tradición católica, al mismo tiempo que se toma un fruto de los que adornan la misma.  

La escritora y coordinadora de cultura de la Utec, Silvia Elena Regalado, apunta que celebrar cada tres de mayo el Día de la Cruz es una tradición religiosa y también el punto de partida de la época lluviosa y la cosechas de granos y frutos de la tierra, por lo que se celebra como símbolo de agradecimiento a los frutos obtenidos de la madre Tierra. Esta tradición, agrega, viene desde los ancestros meso prehispánicos. 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


siete − 4 =