Analizan los desafíos para niñez y adolescencia migrante en el contexto de la pandemia

La discusión y análisis se dio por medio de un foro virtual organizado por Save the Children, como parte de la campaña Mi Tierra es tu Tierra, creada por las organizaciones socias del Programa de Apoyo a la Sociedad Civil. 

Jackeline Elizabeth Mejía  
La Palabra Universitaria 

Avances y desafíos para niños, niñas y adolescentes en situación de migración en el contexto de la pandemia del coronavirus es el nombre de un foro especializado que recientemente desarrolló Save the Children, El Salvador, en el que participaron niñas migrantes, quienes contaron sus experiencias vividas en su proceso migratorio.  

El foro se dio en el contexto de la campaña Mi Tierra es tu Tierra, creada por las organizaciones socias del Programa de Apoyo a la Sociedad Civil, misma que se lanzó desde de diciembre pasado, en el marco de la celebración del Día Internacional del Migrante.   

De acuerdo a los responsables, la campaña fue animada debido a que muchos niños, niñas y adolescentes son discriminados al encontrarse en una situación de migración, por lo que la campaña fue diseñada con el objetivo de sensibilizar el impacto negativo que genera la discriminación y xenofobia en la garantía de los derechos humanos de los migrantes.  

German Vargas, integrante de la organización Paz y Esperanzapresentó brevemente a las niñas encargadas de compartir las experiencias. Comentó que, Daniela, es originaria de Honduras y actualmente vive en México desde hace un año; Katalina, es originaria de El Salvador, pero vive en México desde hace cuatro meses; y Oriana, es venezolana y vive en Perú desde hace cuatro años.  

“La sociedad debería apoyarse entre sí, y las personas que habitan en los lugares donde transitan los migrantes deberían colaborar y solidarizarse, ya sea con agua, alimento, abrigo, debido a que estamos para apoyarnos y no para discriminar”, comentó Oriana, de 15 años de edad.  

Agregó que ser migrante es muy difícil, dado que eso implica llegar a un lugar desconocido y compartir con personas de cultura diferente; sin embargo, “la empatía y la educación son elementos que se pueden sembrar y practicar desde pequeños”, ya que sí las personas fueran empáticas con los migrantes, no existiría la xenofobia (rechazo) y discriminación.  

Las niñas comentaron sobre los desafíos que implica ser migrantes, entre ellos el no contar con un médico. Igualmente, el estar expuestas al ambiente, no tenían la posibilidad de cuidar su higiene personalla falta de seguridad, el cansancio, el frío, la sed, la incomodidad al dormirfalta de valores, malas actitudes y ambiente hostil entre las personas del mismo grupo.  

“No es bueno generalizar la situación de los migrantes, debido a eso muchos niños crecen en un ambiente adverso al encontrarse en una situación de rechazo y sin la posibilidad de contar con los mismos beneficios de las personas nativas. No está bien hacer sentir mal a los demás, porque muchos migrantes tenemos talento, ganas de salir adelante y mucho potencial que no puede ser explotado en el país de origen”, aseveró una de las niñas.  

Afirmaron que las organizaciones involucradas en la campaña, Mi Tierra es tu Tierra, tienen como objetivo recordar que tanto la sociedad como el Estado tienen muchas obligaciones y compromisos que cumplir para salvaguardar a los niños, niñas y adolescentes. 

Para finalizar, las niñas comentaron que es necesario contar con ayuda psicológica debido a que dentro del trayecto se ven expuestas a diferentes situaciones que podrían afectar la salud mental. Para cerrar, Diana Rivera, de Fundasil, agregó que se debe fomentar la empatía y respeto para garantizar los derechos humanos y dejar atrás la xenofobia 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× seis = 24