Alberto Orellana: la música te transporta a otro lugar, es un momento intimo contigo mismo

Entre melodías, cantos a capela y calidez de composiciones, se deleitan muchas personas cuando Alberto Orellana toca la guitarra, quien con su vibrante voz ha conquistado los corazones de muchos salvadoreños, al entonar armoniosas melodías.

Adriana Escobar/Carolina Andrade
La Palabra Universitaria

Alberto Orellana, conocido en el mundo artístico como Albert, es un joven músico soñador, amante de la guitarra y con muchas metas por alcanzar, mismas a las que les apuesta como plataforma de partida desde su formación en la licenciatura en administración de empresas en la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec).

Albert dice que cuando tenía tan solo 7 años aprendió a tocar la guitarra por sus propios medios ya que nunca tuvo a alguien que le pudiera enseñar, y gracias a su entusiasmo pudo aprender muy rápido.

“La música me inspira y me transporta, hace que tenga un momento íntimo conmigo mismo”, expresa Orellana. Al mismo tiempo resalta que el aprendizaje de la guitarra lo adquirió por sus propios medios, por lo que valora de sobremanera sus aprendizajes y habilidades con el mencionado instrumento musical.

Agrega que una de sus principales aspiraciones es poder culminar sus estudios profesionales en la Utec, lo que le permitirá incursionar de la mejor manera en sus propios negocios, sin dejar de lado el mundo artístico, pues una de sus principales satisfacciones es hacer sentir bien a quienes se detienen a escuchar sus presentaciones.

El artista resalta que, con el canto y la entonación de su guitarra, siente trasladarse a otra dimensión, se transforma, se vuelve único en su espacio, y eso le llena, pues es algo que disfruta con total plenitud desde que tenía siete años. “La música te transporta, te desconectas por completo de lo que estás viviendo”.

Con su peculiar manera de cantar, única y especial, simplemente lo hace verse y escucharse sensacional e impresionante, al tiempo que hace sentir genial a quienes le están escuchando y disfrutando de sus melodías.

“Me encanta la música, porque nos permite tener una secuencia de la armonía, la melodía y el ritmo mediante los instrumentos que tocamos. La música es el arte de organizar los sonidos y las letras de las canciones, mismas que expresan emociones y eso, en definitiva, ayuda a canalizar los sentimientos”, apunta el estudiante de administración de empresas de la Utec.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× 4 = cuatro