Laboratorio de impresión 3D recibió certificación internacional Fab Lab

Esa certificación internacional da fe de que un laboratorio de fabricación digital cuenta con cierto equipo, operación y visión que promueve el acceso a tecnologías como impresión 3D y corte láser, entre otros para incentivar a una sociedad a crear sus ideas.

Wilber Corpeño/Edna Orellana
Fotos: Alexander Morales
La Palabra Universitaria

El Laboratorio de Impresión 3D (3D LAB) de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec) recibió la certificación internacional Fab Lab, que lo acredita a escala internacional como un laboratorio de fabricación que cumple con estándares mundiales de impresión 3D.

De acuerdo al director del referido centro de práctica, Néstor Castaneda, este tipo de certificación da fe de que un laboratorio de fabricación digital cuenta con cierto equipo, operación y visión que promueve el acceso a tecnologías como impresión 3D y corte láser, entre otros, para incentivar a una sociedad a crear sus ideas.

“Fab Lab” viene de la frase “Fabrication Lab” (Laboratorio de Fabricación), concepto que nació en el MIT (USA) en el 2001. La idea es que en cualquier Fab Lab se puedan fabricar prototipos de productos o componentes y que, por ejemplo, lo que pueda hacer un Fab Lab en Francia lo pueda hacer otro Fab Lab en China, ya que ambos cumplen con los mismos estándares.

Castaneda explicó que en el país existen dos Fab Lab más (uno es el SV Lab, de Rafael Ibarra; el otro, de la Escuela Americana), “pero somos la única universidad en tener uno; el 3D LAB ya operaba como un Fab Lab, pero al hacerlo oficialmente eso nos conecta con la red de miles de Fab Lab en todo el mundo. Esto significa oportunidades de colaboración y compartir conocimiento con Fab Lab alrededor del mundo”, destacó el profesional, que cuenta con estudios especializados en ingeniería mecánica en la Drexel University, situada en Filadelfia, Pensilvania, Estados Unidos.

Resaltó que el Fab Lab Utec se diferencia de los otros dos en el país en su enfoque en talleres educativos de la mejor calidad; es decir, no solo es un espacio donde ir a prototipar, sino también para aprender y conectar con colaboradores internacionales.

“Es un paso significativo hacia el incremento de la capacidad tecnológica del país a través de la educación informal y también para empezar a conectar a El Salvador con gente alrededor del mundo en el área de fabricación digital. Es un proceso de empoderamiento para la creación, que va más allá de la tecnología, ya que se trata de también de cultura y filosofía”, puntualizó.

Por su parte la vicerrectora de investigación y proyección social de la casa de estudios universitarios, Noris López Guevara, apuntó que el Laboratorio 3D es un espacio de aprendizaje como muchos otros existentes en la universidad, pero lo que se quiere es que se aprenda haciendo.

“Es decir, los laboratorios son un complemento a la clase y básicamente tienden a hacer realidad nuestro enfoque de enseñanza por medio de competencias. Un laboratorio permite que se trabaje en equipo, lo cual hoy es una necesidad, en la que entran en juego diferentes habilidades, actitudes y la relación entre los diferentes participantes”, acuñó la académica, previo al corte de la cinta inaugural del moderno Fab Lab en las instalaciones de la Utec.

El laboratorio especializado en tecnología tridimensional cuenta con cinco impresoras y dos métodos especializados de impresión, como lo son impresión plástica e impresión en resina, seis tipos de materiales y el software Fusion 360 que utilizan para el funcionamiento.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× tres = 3