Analizan en la Utec la importancia del patrimonio cultural

La experiencia de Manuel Bonilla y el interés de decenas de estudiantes se combinó durante la conferencia, en donde se reflexionó con detalle los diferentes elementos que se interrelacionan con la cultura en El Salvador.

Franklin Reyes
Fotos: Oscar Sosa
La Palabra Universitaria

 

Con el auditorio Rufino Garay abarrotado de estudiantes, Manuel Bonilla, quien se destaca por su amplio conocimiento en aspectos culturales, dirigió una conferencia especializada para hacer un detallado análisis y reflexión sobre el tema.

Bonilla, quien además es docente de la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC), destacó la importancia que hay sobre el fomento y permanencia sobre aspectos culturales, para lo cual resalta que la academia juega un papel importante ya que es ahí uno de los campos en donde se debe inculcar.

Dijo que todos los seres humanos nacen en un estado natural, pero al nacer ya traen parte de lo que será su cultura. La familia, los grupos sociales y la educación es lo que alimentará esta cultura. “Porque cultura es todo lo que hacemos”, afirmó.

Conocer el concepto de patrimonio y lo que éste alcanza es fundamental porque hay patrimonio personal, el cual consiste en las posesiones o lo que porta una persona en determinado momento. También existe lo que se llama patrimonio cultural que no le pertenece a una sola persona, le pertenece a muchos, explicó.

“Ejemplo de este caso puede ser un silbido famoso en una trabazón de San Salvador (hecho como una ofensa) o podría ser un silbido a una chica, lo cierto es que patrimonio cultural es todo lo aprendido y adquirido como legado de una sociedad”, explicó.

bonillaSe puede afirmar que el patrimonio cultural se divide en dos partes: lo tangible, que es todo lo físico que se puede tocar y lo intangible, que no se puede tocar pero se puede percibir y vivenciar, como lo son los sentimientos y las emociones; ejemplo de esto puede ser un canto de algún pueblo, explicó Bonilla.

Dijo también que existe un patrimonio que va más allá de lo personal, de un pueblo o de un país y es aquel que le pertenece a todas las personas que conforman este planeta, el cual está regido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y es llamado patrimonio de la humanidad, el cual abarca grandes monumentos, edificios, montañas, lagos, sitios arqueológicos, por mencionar algunos grupos y los cuales le pertenecen a todos los seres humanos.

Según indicó el experto ante un auditorio abarrotado de estudiantes de diferentes carreras de la Utec, El Salvador es rico en bienes culturales y estos son todos aquellos que ha reconocido la Secretaría de Cultura, entre ellos colecciones, bienes históricos, productos de excavaciones, bienes de interés nacional, producciones e imágenes.

Igualmente las tradiciones son parte de la cultura salvadoreña, entre ellas mencionó el Día de la Cruz, Día de los Difuntos, las fiestas patronales y sin olvidar la gastronomía, entre la cual se menciona el pozol, totopostes, las churrias, tamales, wishtetiste, quiebra dientes y los batidos.

“Vale la pena reconocer lo antes mencionado y darse un paseo por aquellos lugares que también por su nombre encierran mucho de la cultura salvadoreña”, puntualizó el experto.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 4 = nueve