Blanca Ruth Orantes la impulsora del visionario proyecto de internacionalización de la Utec

Crear la dirección de relaciones internacionales fue una apuesta futurista que en pocos años ha mostrado excelentes resultados, principalmente porque ha permitido posicionar a la Utec a escala internacional y se ha facilitado el intercambio de estudiantes con varios países del mundo.

Wilber Corpeño-Edna Orellana
Fotos: Hugo Henríquez
Especial 40 años de la Utec
La Palabra Universitaria

La dirección de relaciones internacionales de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec) es otro de los elementos que en los últimos años se ha sumado a la lista de atributos que hacen de la institución un referente del legado que ha dejado en la sociedad en sus cuatro décadas de historia.

Dicha unidad, que como tal oficializó sus operaciones en el mes de agosto de 2015 y que es dirigida por la profesional de las relaciones internacionales Blanca Ruth Orantes, es la responsable de gestionar ante la cooperación internacional diferentes proyectos, entre ellos de fortalecimiento institucional en los programas Erasmus Plus, Koica, Programa Líderes Emergentes, así como buscar cooperación bilateral con universidades y organizaciones de los Estados Unidos, México, Canadá, Colombia, Perú, Japón, Corea, Finlandia, Alemania, entre otros.

“El campo de la internacionalización y de las relaciones internacionales permite que se vaya haciendo vinculación, y en la medida que uno conoce a su universidad va aprendiendo a traer proyectos que realmente sumen y potencien a las líneas estratégicas que la institución ha definido”, destacó la experta.

Añadió que crear la dirección de relaciones internacionales fue una importante decisión porque ha permitido sistematizar y organizar de mejor forma los esfuerzos que ya se estaban haciendo en materia de movilidad estudiantil y profesional de personas relacionadas a la universidad. Además, esto ha permitido la creación de algunas herramientas que facilitan la vinculación con otras instituciones y que los interesados en movilidades bilaterales conozcan las características de la Utec.

“A estas alturas la universidad tiene un prestigio increíble a nivel internacional, tenemos vinculación casi en todas partes del mundo y tienen credibilidad en nosotros por nuestra cultura de trabajo, lo que ayuda a que vayan surgiendo más proyectos, a que nos busquen, nos distingan y nos otorguen cargos de liderazgo dentro de los proyectos”, apuntó.

La profesional de las relaciones internacionales destaca que hay muchos retos por delante en el trabajo que desarrolla la dirección, que no traza sus objetivos solo en aumentar el número de personas que se benefician con las movilidades o los proyectos ganados, que debe verse primordialmente como un indicador de calidad para la institución y para los estudiantes que se forman en el exterior, sino también en crear una cultura de internacionalización que beneficie en la formación de competencias globales para una mejor inserción laboral en un mundo intercultural y globalizado.

“Asumir esa responsabilidad fue todo un reto que acepté con mucho agrado, porque eso es parte de mi formación y además implicaba seguir con el trabajo que ya venía haciendo desde otra unidad”, destaca.

Blanca Ruth Orantes, quien durante muchos años se dedicó a aportar al desarrollo institucional desde la dirección de investigaciones, reconoce que su trabajo en ese cargo le permitió abrirse espacio en el área de las relaciones internacionales, pues el quehacer en el área investigativa tiene mucha relación con internacionalización, debido a que a menudo se debe participar en congresos y presentaciones fuera del país, entre otras actividades.

Orantes explica que siendo directora de investigaciones hizo sus primeras vinculaciones internacionales en una participación que hizo con la Red Latinoamericana de Cooperación Universitaria (RLCU), luego tuvo participación en un encuentro internacional de universidades de la red Inca que se dio en el país.

Reconoce que el haberse involucrado en la RLCU y la red Inca ha sido de suma importancia, pues a partir de ahí la Utec se empezó a insertar en otras iniciativas, entre ellas la que en 2012 los llevó a ganar el primer proyecto de movilidad con Erasmus Mundus, el de Laminetec.

Acuñó que su trabajo es una combinación de la formación profesional en el área de relaciones internacionales, complementada con todo lo que ha aprendido en la universidad en más de 20 años que tiene de formar parte de la institución.

Puntualiza que se siente satisfecha con el trabajo que realiza, principalmente porque las autoridades universitarias muestran apertura y visión de futuro, lo que permite que se haya llegado lejos en el tema de la internacionalización.

Desde la creación de la dirección en 2015, la Utec se ha involucrado en alrededor de 30 proyectos de internacionalización, lo que permite movilidad de sus estudiantes en varios países del mundo, desde Argentina hasta Canadá, en América; en varios países de Europa y en países asiáticos.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


siete − = 4