Hugo Stanley Moreno: la Utec significa el nacimiento de un sueño

El profesional de la docencia es considerado en la Utec uno de los principales baluartes en el campo académico-formativo, especialmente en los procesos relacionados a la educación virtual, pues ha sido el responsable de la creación, coordinación y desarrollo de las plataformas que facilitan ese mecanismo de formación.

Wilber Corpeño-Edna Orellana
Fotos: Hugo Henríquez
Especial 40 años de la Utec
La Palabra Universitaria

Hugo Stanley Moreno es uno de los académicos más respetados y queridos por las autoridades de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), aprecio que se ha ganado con base en el trabajo y entrega por la institución en cada una de las asignaciones que ha adquirido, especialmente con la creación del sistema de educación virtual y otras iniciativas que en su momento impulsó junto a otros colegas con los que se desempeñó en diferentes unidades.

Recién había pasado el terremoto de 1986 cuando Stanley Moreno llegó a la Utec con el anhelo de hacer realidad su mayor sueño, culminar su carrera universitaria que se había truncado más de una vez siendo estudiante en la universidad estatal, que a menudo era objeto de intervenciones militares y sociales provocadas por el contexto del conflicto armado que atravesaba el país en la década de los ochentas.

Moreno logró el objetivo de titularse como licenciado en psicología y en las últimas décadas se ha desempeñado en diversas funciones relacionadas al quehacer académico y administrativo dentro de la institución.

Una de las responsabilidades que le han permitido ganarse el reconocimiento, aprecio y respeto en el quehacer de la Utec es la estructuración, creación y desarrollo del sistema de educación virtual, proyecto en el que se ha metido de lleno desde inicios de la década pasada, en el cual se ha ido empapando de conocimiento para aplicarlo de la mejor manera en beneficio de la casa de estudios universitarios.

“Cuando se nos encomendó la tarea y se comenzó con las primeras experiencias el tema de la virtualidad era desconocido, en el país escuchábamos hablar de plataformas pero no sabíamos cómo operativizar ese sistema”, recordó.

Ese factor que se planteaba en ese momento como una debilidad o amenaza se convirtió para Stanley Moreno en una oportunidad para impulsar su especialidad en esa área del conocimiento, la cual ha venido logrando poco a poco, aplicando técnicas de estudio autodidactas y algunos proyectos de formación que se han sumado gracias a las relaciones que la universidad ha ido construyendo con el pasar de los años con entidades extranjeras.

“Comenzamos a recibir algunos entrenamientos, poco a poco fuimos teniendo apoyo de expertos de Argentina, quienes nos enseñaron sobre la educación virtual y nos tutoraron sobre el uso de las plataformas”, dijo Moreno. Al mismo tiempo agregó que fue en esa dinámica que empezaron a trabajar con la plataforma Moodle como herramienta de educación virtual, en la que además se han ido especializando y perfeccionado su aplicación para beneficio del quehacer de la docencia.

El tema de la educación virtual ha sido en los últimos años una de las principales apuestas de la universidad, lo que la ha posicionado como una institución de liderazgo a escala nacional y regional, y que implica también para Stanley Moreno asumir constantemente nuevos retos y desafíos en esa temática.

El reto más importante es mantenerse al ritmo del avance tecnológico, pues hay que estarse actualizando constantemente para saber afrontar los retos que se nos vienen de cara al futuro”, dijo.

Para el especialista en educación virtual la Utec es el nacimiento de un sueño y la concreción de los sueños de mucha gente, porque permitió en su momento la formación de muchas personas que estaban viendo sus anhelos trucados y frustrados a causa del conflicto armado.

“En la Utec se me abrieron las puertas para hacer cumplir un sueño y después se convirtió en mi proyecto de vida, y acá me he auto realizado. Hay muchos profesionales que si no fuera por la Utec nunca hubiéramos alcanzado un grado académico”, finalizó.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


nueve − = 7