La Utec entregó doctorados Honoris Causa a profesionales de destacada trayectoria

Se trata del rector de la casa de estudios universitarios, Nelson Zárate; el argentino, Ángel Gabriel Caputo; y el guatemalteco, José Arturo López Malumbres, quienes recibieron la distinción por sus méritos en diferentes ámbitos de la vida nacional e internacional.

Texto: Wilber Corpeño
Fotos: Hugo Henríquez
La Palabra Universitaria

En un solemne acto que convocó a funcionarios universitarios, representantes de diferentes instituciones de Estado y de organismos internacionales, las autoridades de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec) hicieron entrega del grado distinguido doctor Honoris Causa, a tres profesionales de remarcada trayectoria al servicio de diferentes sectores sociales.

Se trata del rector de la mencionada casa de estudios superiores, Nelson Zárate; el argentino, Ángel Gabriel Caputo; y el guatemalteco, José Arturo López Malumbres, quienes recibieron la distinción por sus méritos en diferentes ámbitos de la vida nacional e internacional.

Gabriel Caputo recibió el doctorado Honoris Causa en Negocios por su destacada visión empresarial y humana, sólido cimiento de su exitoso liderazgo, cuyos principios comparte generosamente.

El rector honorario vitalicio de la Utec, Mauricio Loucel, fue el encargado de leer ante la audiencia el legado del profesional argentino. Resaltó que Caputo en su desarrollo como profesional ha sido guiado por los principios y valores, lo que le ha llevado a destacarse por su espíritu emprendedor e incansable ímpetu.

“Durante el transcurso de su vida ha experimentado distintas experiencias laborales y profesionales, fundando empresas y logrando formar equipos de trabajo ampliamente reconocidos en su medio”, agregó el fundador de la Utec.

Tras recibir la distinción honorifica, el profesional argentino dedicó unas palabras para mostrar su profundo agradecimiento con la universidad y las autoridades por haberle dado tan importante reconocimiento por la labor que durante muchos años ha impulsado para contribuir al desarrollo de su país y de diferentes entornos en los que ha podido trabajar.

“Durante 34 años me concentré a trabajar muy duro para tratar de ayudar a las personas a que sean mejores; recorrí mi país, provincia por provincia, pueblo por pueblo, llevando un mensaje de esperanza a muchas personas que la habían perdido; recorrí Suramérica y parte de Centroamérica, con ese y otros mensajes, porque entiendo que el hombre merece una oportunidad, porque entiendo que las sociedades merecen otra oportunidad”, reflexionó Gabriel Caputo.

“Si mi papá estuviera aquí se sentiría orgulloso de mi, y mi mamá que me está mirando desde Argentina también. Agradezco a mis amigos, a los que están acá sentados, a los que pueden dar fe de los 34 años de entrega; gracias por haberme acompañado en este sueño que se llama aliento de vida y donde cientos de personas son recuperadas y tienen la posibilidad de salir adelante con nuestro mensaje y nuestro accionar.

Gracias a mis amigos, gracias a mis hermanos que siempre me han acompañado, que siempre estuvieron conmigo en los momentos más difíciles y gracias a mi amada esposa, porque siempre estuviste conmigo y porque sin vos no lo hubiese podido hacer”, dijo entre lágrimas de nostalgia y felicidad el profesional argentino que se hizo acompañar de familiares y amigos.

Por su parte José Arturo López Malumbres recibió el doctorado Honoris Causa en Comunicaciones por contribuir de forma extraordinaria a la institucionalización, promoción y difusión de una cultura de respeto a los principios y valores entre la comunidad educativa de la Utec.

El vicerrector académico de la Utec, José Modesto Ventura, quien fue el responsable de destacar el potencial del profesional guatemalteco, resaltó que en su filosofía siempre ha estado presente que los límites no existen, creencia que, aunada a su singular estilo de enseñanza, lo ha llevado a ser en la actualidad uno de los educadores y motivadores más respetados en Latinoamérica.

Igualmente, doctorado Honoris Causa en educación es el título que recibió el rector de la Utec, Nelson Zárate, por su entrega y contribución al desarrollo y consolidación del proyecto educativo de la casa de estudios universitarios, de cuyo liderazgo es pieza sustancial.

“En esta infatigable labor de enseñar y aprender ha participado con la necesaria conciencia de hacer mejor lo que ya es bueno, el ingeniero Nelson Zárate Sánchez, actualmente nuestro rector. Su ingreso a nuestra institución se remonta al 2 de septiembre de 1981, coincidiendo con la fecha del cambio del Instituto Tecnológico Primario, al centro de estudios superiores que es actualmente la Universidad Tecnológica, desempeñándose desde aquel entonces a lo largo de la estructura académica con diversas funciones, desde instructor, asistente, docente, catedrático, decano, vicerrector, hasta llegar a ser rector”, destacó el vicepresidente de la Utec, Carlos Reynaldo López Nuila, quien fue el responsable de leer el legado profesional del actual rector.

Puntualizó que Zárate ha cumplido su compromiso con dedicación y calidad humana, “siendo fiel a los principios de nuestro origen, leal a la estructura misional de nuestra institución y firme compromisario con la causa de la educación que libera de la ignorancia a la juventud salvadoreña”.

Tras recibir la distinción honorifica, Zárate mostró su alegría y satisfacción por la distinción que las autoridades de la institución universitaria le otorgaron, por lo que aseguró que un reconocimiento de esta naturaleza no es más que una bendición de Dios.

“Quiero agradecer al directorio ejecutivo de la universidad, en mi nombre, en el de mi familia, en el de mis compañeros y todos aquellos que participaron en mi formación personal y profesional”, indicó el rector frente a la multitud que escuchó sus palabras tras recibir la honorífica distinción.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ocho + 3 =