Miosotis Rivas Peña: a las mujeres nos ponen trabas para incursionar en algunas cosas

La directora ejecutiva del Centro Regional de Promoción de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (CENPROMYPE), destaca la importancia que se debe dar a las mujeres para facilitar su incursión en el emprendedurismo.

Texto y fotos: Wilber Corpeño
La Palabra Universitaria

La economista dominicana, Miosotis Mercelia Rivas Peña, fue una de las invitadas especiales que participó en la jornada académica que impulsó la cátedra de género de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, quien compartió una conferencia sobre el liderazgo y empoderamiento de las mujeres.

Para la profesional, que cuenta con una maestría en género y desarrollo, el crecimiento de la mujer en el ámbito que sea, tiende a verse cuesta arriba pues la sociedad y el sistema mismo se encarga de ponerle cualquier tipo de inconvenientes, o como ella misma lo llama, “a la mujer se le ponen muchas trabas para desarrollarse en el entorno que sea”.

“En la vida real hay trabas. A las mujeres nos imponen trabas para incursionar en algunas cosas”, dijo la profesional que actualmente se desempeña como directora ejecutiva del Centro Regional de Promoción de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (CENPROMYPE).

La experta apuntó que las mujeres para poder salir de círculos o ciclos de violencia necesitan de otras mujeres o de redes de apoyo que les permita solventar esa situación, por lo que destaca que impulsar el liderazgo en las féminas es de fundamental importancia para contribuir a su desarrollo.

“Cuando hablamos de empoderamiento en sentido general, las personas incrementan su capacidad para configurar su propia vida y su entorno. Ello tiene que ver mucho con una toma de conciencia de la potencialidad con que se cuenta”, reflexionó, al tiempo que agregó que se trata de entender, de comprender sobre las capacidades que se tienen para poder desarrollar algo.

Aconsejó a las estudiantes que se dieron cita a escuchar su ponencia, que es necesario fortalecerse en la posición social, política y económica, pues es en esa medida es que se pueden reducir o eliminar las relaciones de poder que existen entre ambos sexos.

Dijo que el empoderamiento es más que todo un proceso a través del cual se desarrolla la capacidad para incrementar la autoconfianza, afirmar el derecho de independencia, y poder apropiarse de recursos que permitan a las mujeres desarrollarse y eliminar la subordinación y poder ser vistas igual, tanto en la dimensión individual y colectiva.

Puntualizó que el empoderamiento de la mujer pasa por consolidar los poderes personales con que se cuenta, aumentar la autoestima y desarrollarse personalmente con el fin de poder ejercer sus capacidades de influenciar el entorno, pero también pasa por lo colectivo, que se refiere a la capacidad de las mujeres de participar en la sociedad, de reconocer y actuar como sujetas sociales.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× 9 = veinte siete