Mensaje de amor a Dios dio el Papa Francisco a jóvenes asistentes a la JMJ en Panamá

Fueron más de 250 mil peregrinos de todo el mundo lo que se concentraron para escuchar el mensaje del sumo pontífice, quien dirigió la ceremonia de acogida y apertura de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), realizada el Campo Santa María la Antigua, en la ciudad de Panamá.

Desde Panamá
Texto y fotos: Ronald Boanerges Rivas y
Página oficial de la JMJ
La Palabra Universitaria

Ante la atenta mirada de una multitud de más de 250 mil jóvenes de todas las nacionalidades del mundo, inauguró el Papa Francisco la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que este año se desarrolla en la ciudad costero-caribeña de Colón, en Panamá.

El evento multitudinario, que se desarrolla del 22 al 27 de enero, se caracteriza por la interacción del Papa Francisco con la juventud católica, por lo que el sumo pontífice aprovecho su intervención durante la ceremonia de acogida y apertura de la jornada para llevar un mensaje esperanzador y de amor a la multitud que se concentró en el Campo Santa María la Antigua, en aquella ciudad del país canalero.

“El amor de Dios sabe más de levantadas que de caídas, de dar una nueva oportunidad que de condenar”, afirmó el Papa Francisco ante la multitud de jóvenes que se dieron cita a aquel lugar.

“Fíjense que el amor que nos une es un amor que no ‘patotea’ ni aplasta, un amor que no margina, que no se calla, un amor que no humilla ni avasalla. Es el amor del Señor, un amor de todos los días, discreto y respetuoso, amor de libertad y para la libertad, amor que sana y levanta”, reflexionó el Santo Padre.

El amor de Dios, agregó, “es el amor silencioso de la mano tendida en el servicio y la entrega; es el amor que no se pavonea, que no la juega de pavo real, que se da a los humildes; ese es el amor que nos une a nosotros”.

Francisco también aseguró a los peregrinos que “Pedro está con ustedes para celebrar y renovar la fe y la esperanza. Pedro y la Iglesia caminan con ustedes”, dijo.

En ese sentido, señaló que la Iglesia quiere “reencontrar y despertar” junto a los jóvenes “la continua novedad y juventud de la Iglesia, abriéndonos siempre a esa gracia del Espíritu Santo que hace siempre un nuevo Pentecostés”.

“No tengan miedo, vayan adelante con esa energía renovadora y esa inquietud constante que nos ayuda y moviliza a ser más alegres y disponibles, más testigos del Evangelio”, agregó.

“Ir adelante no para crear una Iglesia paralela un poco más ‘divertida’ o ‘Cool’ en un evento para jóvenes, con alguno que otro elemento decorativo, como si a ustedes eso los dejara felices. Ustedes no piensan eso, porque pensar así sería no respetarlos y no respetar todo lo que el Espíritu a través de ustedes nos está diciendo”, afirmó ante los jóvenes.

El Papa Francisco dijo que lo anterior es posible “solo si nos animamos a caminar escuchándonos y a escuchar complementándonos, si nos animamos a testimoniar anunciando al Señor en el servicio a nuestros hermanos que siempre es un servicio concreto. No es un servicio de figuritas”.

Con la Ceremonia de acogida y apertura culmina el segundo día de la visita del Papa Francisco a Panamá. En la mañana del 24 de enero se reunió con las autoridades locales y con los obispos centroamericanos.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


nueve × 8 =