Imagen de la virgen del Rosario que data del año 1551 será restaurada

Al esfuerzo que impulsa el Ministerio de Cultura, a través de la dirección de conservación de bienes culturales muebles, se ha sumado también el Hospital de Diagnóstico, que realizó una Tomografía Axial Computarizada (TAC) para detectar posibles daños en la escultura y evaluar su estado interno de conservación.

Wilber Corpeño
La Palabra Universitaria

Las autoridades del Ministerio de Cultura, por medio de la dirección de conservación de bienes culturales muebles, trabaja en la restauración de la imagen de la virgen del Rosario, la patrona principal del histórico, emblemático e imponente templo que se ubica en el centro histórico de San Salvador, que además engalana los contornos de la Plaza Libertad.

“Tenemos en las actas del convento que la imagen de la Virgen del Rosario vino con los frailes dominicos a San Salvador en 1551”, explicó el sacerdote Javier Rivera, párroco de la iglesia El Rosario, de San Salvador.

La imagen, que fue traída de España, fue analizada recientemente por el Hospital de Diagnóstico, que realizó de manera gratuita una Tomografía Axial Computarizada (TAC) para detectar posibles daños en la escultura y evaluar su estado interno de conservación.

En el examen se detectó una grieta en el hombro que fue reparada con una placa de platina, probablemente durante su última intervención, en 1960, explicó el conservador Wilson Alfaro, quien agregó que la imagen fue tallada en un tronco de madera vaciado, es decir, que está hueco y que cuenta con partes que han sido ensambladas.

Al respecto, el padre Rivera dijo que la imagen era de retablo y estaba montada en el altar mayor de la iglesia y que cuando hicieron la restauración le agregaron “la parte de atrás, para hacerla una imagen despegada del retablo” y le hicieron “unas modificaciones, como poner fijo al niño. Este niño no es el original, pero es antiguo también”, explicó.

La restauración tomará entre cinco y seis meses, dijo el director de conservación, Jorge Orellana, quien gestionó el TAC con el doctor Rodrigo Brito, del Hospital de Diagnóstico, para analizar esta y otras imágenes que fueron examinadas en meses recientes.

“Esta es la primera vez que traemos una imagen a la dirección de conservación y fue gracias a un representante de la Cofradía de la Virgen del Rosario”, puntualizó el sacerdote, quien agradeció el apoyo de la dirección de registro de bienes culturales por estar trabajando en el inventario de los bienes eclesiales de su parroquia.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 − cinco =