This page was exported from La Palabra Universitaria - Periódico virtual de la Universidad Tecnológica de El Salvador [ http://lapalabra.utec.edu.sv ]
Export date: Thu Sep 19 14:34:35 2019 / +0000 GMT

Otilia Rivas: El alma me dicta los mejores versos para mi pueblo bataneco




Mamá Oty, como le llaman los pobladores de aquel pintoresco municipio, del departamento de San Vicente, es una mujer que a sus 82 años se ha ganado la admiración, respeto y cariño.

Texto y Fotos: Emeli Santamaría
La Palabra Universitaria

María Otilia Rivas viuda de Molina, mejor conocida como Mamá Oty, originaria de una de las comunidades del municipio de San Sebastián, departamento de San Vicente, es una mujer de 82 años de edad que irradia dinamismo y, sobre todo, felicidad al hablar de la lírica.

Lo anterior se deriva de que una de sus más grandes pasiones es escribir poemas, sentimiento que nació desde que empezó a estudiar su “Plan Básico”, estudios que hoy en día equivalen a un noveno grado.

Su primer poema fue enfocado en la naturaleza, especialmente, a los animales, ya que recibieron la visita de Manuel Masferrer, hermano de Alberto Masferrer, quien en aquellos años era el director general de la Sociedad Protectora de Animales y les invitó a participar en un certamen de poesía, dándoles la oportunidad de escribir en verso o en prosa, palabras que Mamá Oty recuerda con mucha nostalgia.

“Sinceramente ese poema lo olvidé, pero recuerdo que lo hice en verso y me salió bello, porque fue el ganador del primer lugar de aquel concurso, ahí mis compañeros me dieron mi primer aplauso y yo me llené de felicidad”, aseguró.

El premio que recibió fue una caja llena de libros los cuales no pudo disfrutar en su totalidad, ya que por ser la hermana mayor todas las responsabilidades cayeron sobre ella y le tocó emigrar a la capital en busca de trabajo y, en su ausencia, su padre le quemó la caja completa, asegurando que nunca más los iba a utilizar, frase que ella inmortaliza con mucho dolor.

Sin embargo, su amor por la lírica no quedó bajo las llamas, dedicó su juventud a una empresa textil y uno de sus aportes fue crear un grupo de danza y poesía, el cual fue muy reconocido permitiéndole florecer en ese arte como una mujer polifacética, capaz de alcanzar sus sueños.

 

Digna representante de su comunidad y su pueblo

Mamá Oty es tomada en cuenta en diferentes actividades que el Complejo Educativo San José La Labor realiza, desde ser parte de la mesa de honor o como invitada especial para declamar su poesía, siendo reconocida por su comunidad estudiantil como un ejemplo a seguir.

“El cantón La Labor se siente orgulloso de ella, es una persona talentosa en cantar, en dramatizar, es una poeta integral, una persona muy digna de nominar y mencionar donde quiera que hablemos de ella”, expresó María de la O Barrera, docente del referido complejo educativo.

En el mes de abril del presente año, San Sebastián cumplió 100 años de ser ciudad y como parte de sus celebraciones la alcaldesa y su consejo municipal premiaron a todas las personas que forman parte de su historia; María Otilia recibió un reconocimiento por su destacada trayectoria en el ámbito artístico literario, momento que según ella quedará grabado para siempre su corazón.

“Esa premiación se pensó a partir de la historia de nuestro pueblo bataneco, se pensó en las personas que habían sido parte de esos 100 años, personas que han sido y siguen siendo importantes para San Sebastián y, ella, tiene un legado muy especial y se le admira, por eso se pensó en ella”, dijo Finita de González, alcaldesa de la municipalidad.

“Ese día tuve la oportunidad de recitar el poema dedicado a mi querido San Sebastián y al escuchar los aplausos me sentí llena de felicidad, porque eso me demuestra que les gustó mi participación”, aseguró Mamá Oty.

“Al bajar de un escenario, mí mayor satisfacción es al escuchar los aplausos del público, porque sé que les ha gustado mi participación y eso me llena de felicidad”, dijo la poeta que escribe con el corazón.

“Yo como alcaldesa siento que la niña Oty es un orgullo muy grande para el pueblo porque nos ha enseñado lo que realmente es San Sebastián a partir de la poesía, ella tiene un carisma muy especial, un legado en su mente, en su hablar y eso hace a nuestro pueblo más grande”, aseguró Finita de González.

“Es una mujer digna a imitar y valorar en todas sus virtudes: el amor a la naturaleza, a los animales, el amor al prójimo y, sobre todo, el temor a Dios la hacen especial, su trabajo como mujer es encomiable, pero, más aún, sus dotes de poeta la hacen admirable”, aseguró Barrera.

Su hija, Marielos Molina, expresó que se siente orgullosa de ella y que le encanta ser la primera en aplaudirle en sus presentaciones en las que Mamá Oty entrega lo mejor de ella.

 

Los sueños aún no terminan

Mamá Oty es una mujer que transmite entusiasmo y ganas de seguir viviendo, uno de sus sueños es publicar un poemario con toda la recopilación de sus versos para estar totalmente satisfecha con su trabajo, así lo aseguró.

“Esperamos que ese libro se haga realidad lo más pronto posible para ver una sonrisa en su rostro y compartir con ella esa felicidad”, dijo Molina.

“Para mí escribir poemas es la expresión del alma, porque uno escribe lo que el alma le dicta, ya sea bueno o malo”, expresó Mamá Oty, con una voz temblorosa y un par de lágrimas entre sus ojos, por la emoción que le provoca el arte de la poesía.
Post date: 2018-12-21 16:35:54
Post date GMT: 2018-12-21 16:35:54
Post modified date: 2018-12-21 19:26:47
Post modified date GMT: 2018-12-21 19:26:47
Powered by [ Universal Post Manager ] plugin. HTML saving format developed by gVectors Team www.gVectors.com