Presentaron investigación sobre competencias de desarrollo económico de familias en zona costera

El estudio es liderado por la Utec y desarrollado en conjunto con otras universidades del país, que formaron una alianza para evidenciar el compromiso y la puesta en práctica de los valores que identifican la solidaridad y el liderazgo académico.

Texto: Wilber Corpeño
Fotos: Alexander Morales
La Palabra Universitaria

El estado de las competencias de desarrollo socioeconómico y psicosocial de las familias en el área costera de El Salvador, es el título del más reciente estudio que presentó la vicerrectoría de investigación y proyección de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec).

La investigación es un esfuerzo conjunto de la Utec, la Universidad de Oriente (UNIVO), Universidad Católica de El Salvador (Unicaes), Universidad de Sonsonate (USO) y la Universidad Gerardo Barrios de San Miguel y Usulután, instituciones que han conformado una alianza que busca evidenciar el compromiso y la puesta en práctica de los valores que identifican la solidaridad y el liderazgo académico, para buscar soluciones pertinentes a las problemáticas de la población salvadoreña.

El equipo de investigadores explicó que los objetivos del estudio se enfocan en la identificación de la práctica laboral de los miembros de la familia dentro del rubro económico pesquero artesanal y de la acuicultura en agua dulce u otro tipo de inserción económica, así como la comparación de los valores de atribución financiera entre hombres y mujeres residentes de estas zonas.

Igualmente, la identificación de las alteraciones en la salud y la percepción de calidad de vida de las familias, el bienestar social presente en las mimas y las prácticas de utilización y conservación de los recursos naturales en las zonas costeras.

Los investigadores indicaron que entre los hallazgos encontrados están las carencias en la situación económica cotidiana, de la educación necesaria para adquirir competencias laborales, de las experiencias financieras limitadas para unas pocas familias, la deficiencia en la calidad de vida y el bienestar que perciben, la presencia de alteraciones en su salud, debido a la no satisfacción de sus necesidades básicas, la deficiente utilización y el pobre cuidado de sus recursos naturales, dañando el ecosistema marino cercano.

El equipo investigador apunta que esa desarmonía podría generar actividades ilegales o violentas. Debido a la posibilidad del incremento de la violencia, se hace significativo en cuanto existe asimiento o desempleo en una comunidad, sin mencionar otros posibles factores negativos que pueden suscitarse, como el fácil acceso al alcohol, drogas y armas de fuego, las cuales legitiman el incremento de la violencia en una sociedad.

El equipo investigador planeta seis ejes estratégicos en los que se deben enfocar las entidades estatales y privadas para contribuir a elevar las competencias de los pobladores, entre ellos apostar por los jóvenes, elevar el nivel de instrucción técnica, impulsar paralelamente programas de prevención de la violencia, invertir en infraestructura social, fomentar los emprendimientos y tener la visión del desarrollo integral en la zona costera.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


cinco × = 30