Imparten conferencia sobre violencia de género y su prevención

La alocución fue realizada por la coordinadora de la cátedra de género, Diana Barrera, quien compartió con estudiantes de la cátedra de realidad nacional, algunas reflexiones sobre la prevención de violencia que se da especialmente hacia la mujer.

Texto: Wilber Corpeño
Fotos: Edna Orellana
La Palabra Universitaria

Entendiendo la violencia de género y su prevención es el tema de una conferencia que se impartió en uno de los auditorios de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), desarrollada por la coordinadora de la cátedra de género, Diana Barrera.

La conferencia, que fue dirigida a un grupo de estudiantes de diversas careras que cursan la asignatura Realidad nacional, tenía como principal finalidad generar conciencia en los jóvenes sobre los efectos que puede causar la violencia de género, pero también instruirles sobre las diversas maneras de prevenir ese comportamiento que se da especialmente hacia la mujer.

Durante la ponencia la psicóloga contextualizó a los jóvenes sobre la conceptualización de la violencia de género, misma que según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), es todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tiene o puede tener como resultado un daño físico, sexual o psíquico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la privada.

Entre otras cosas explicó a los jóvenes estudiantes que existen diferentes tipos de violencia, que van desde la parte económica, feminicida, psicológica y emocional, patrimonial, física, sexual y simbólica, y que en todas esas manifestaciones la que se lleva la mayor parte es la mujer, a la que siempre se trata de reprimir.

Acotó que dentro los ciclos de la violencia de género, especialmente en relaciones de pareja, se manifiestan cinco etapas bien marcadas, que se inician por mostrar una aparente calma, pero que de ahí se van elevando las intenciones hasta llegar a la fase de la acumulación de tensión; luego pasa al grado de manifestarse la explosión violenta, donde incluso hay golpes de parte del hombre.

Las supuestas manifestaciones de culpa, arrepentimiento y promesas de parte del agresor es la siguiente fase y, luego, se llega a la reconciliación como última etapa en la que la mujer sigue sometida y expuesta a ese círculo vicioso que si no se previene y planifica la solución, se sigue manifestando por mucho tiempo.

La psicóloga dijo a los jóvenes que lo importante para evitar esas situaciones es prevenir, pero más que ello es tener conciencia de sí mismos, sobre la base de aspectos como identificar que se es vulnerable y trabajar en elementos como la autoestima, no naturalizar la violencia, reconocerse como persona de derechos, empoderarse, trabajar en las ideas machistas y masculinidades, entre otros consejos que apuntó.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


7 − cuatro =