Embajadores de la cultura culminan segundo año de trabajo

Es la segunda etapa de la iniciativa de proyección social de la escuela de antropología de la Utec, la cual se desarrollará durante tres años, en los que se pretende que niños de primaria de diferentes instituciones educativas conozcan y recorran diferentes centros museográficos.

Texto y fotos: Wilber Corpeño
La Palabra Universitaria

Culminó el segundo año de trabajo del proyecto Embajadores de la Cultura, una innovadora iniciativa de proyección social que impulsa la escuela de antropología de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), en la que participan un grupo de 60 niños de diferentes centros educativos de San Salvador.

El proyecto niños y niñas embajadores de la cultura está enfocado en promover la cultura y a los museos de San Salvador de una manera diferente y, además, es una de las grandes apuestas del accionar de proyección social que desde el año anterior se ha propuesto la referida escuela.

Después de dos años de trabajo, en el que la escuela de antropología ha contado con el apoyo integral de estudiantes y docentes, la coordinadora de proyectos de la facultad de ciencias sociales, Mariel Sánchez de Pineda, resaltó que el mismo resulta ser un proyecto innovador que involucra a las nuevas generaciones para para el respeto y valorización de la cultura, del patrimonio cultural y de los elementos identitarios de El Salvador.

“Este proyecto permite que cada uno de los niños involucrados tenga una actitud diferente referente a la cultura de nuestro país y se vuelva un agente multiplicador”, apuntó la funcionaria, parafraseando palabras del creador del proyecto, Julio Martínez, quien se desempeña como director de la escuela de antropología.

En el proyecto participan infantes de centros de estudios como el Nicolás J. Bran, la Joaquín Rodezno, Capitán General Gerardo Barrios y Escuela República Dominicana, de San Salvador.

Durante el último año los niños visitaron recintos arqueológicos y monumentales, como la ex casa presidencial, el Museo Nacional de Antropología (MUNA), así como la experiencia experimentada por los participantes en la grabación de programas especiales para la televisión nacional de El Salvador, que transmitió programas especiales sobre la visita que los embajadores de la cultura hicieron a algunos lugares.

Julio Martínez explicó que un promotor cultural, en este caso en particular, son niñas y niños quienes impulsan algo, quienes ponen en tensión sus aptitudes y los instrumentos de que disponen para conseguir un propósito.

Puntualizó que sus principales características serán la convicción de que la identidad cultural es de suma importancia, que alimenta el pensamiento y el sentimiento de pertenencia de nuestro país El Salvador, así como también aprenderán a valorar, a proteger, respetar y compartir el gusto por la cultura, nuestro patrimonio y convertirse en agentes de cambio.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


seis − = 3