Academia salvadoreña de la lengua nombró a Mauricio Loucel como académico honorario

Se trata de uno de los máximos reconocimientos para personalidades por sus grandes aportes en la defensa del idioma en el país.

Wilber Corpeño
Fotos: Alex Morales

Académico honorario es la distinción que recientemente otorgó la Academia Salvadoreña de la Lengua al rector honorario vitalicio de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), José Mauricio Loucel.

En el mismo acto la casa de estudios universitarios fue distinguida como institución amiga de la Academia, por el apoyo que brinda a la cultura y a la defensa del idioma, en virtud de actividades conjuntas que realizan con la visión de rescatar las raíces de la cultura y del legado.

La distinción que recibió el doctor Loucel es uno los máximos reconocimientos para personalidades por sus grandes aportes en la defensa del idioma en el país, mismo que ha sido entregado a connotados profesionales salvadoreños, entre ellos Francisco Gavidia, que al igual que el rector de la Utec, se destacaron por su aporte al país.

“De Mauricio puedo decir muchas cosas, relevantes en su mayoría. Académico, profesional, empresario, poeta y deportista. Ha visto venir la vida y se ha parado frente a ella”, destacó el director de la Academia Salvadoreña de la Lengua, Eduardo Badía Serra.

El académico agradeció la distinción que le dio la referida academia lingüística y, al mismo tiempo, destacó el aporte de la academia en el desarrollo de la lengua de Miguel de Cervantes Saavedra. “Hay muchas cosas en esta vida que se pueden comprar, pero hay ciertas cosas que por más dinero que se tenga no se pueden comprar y, ésta es precisamente una de ellas, por lo tanto, me siento especialmente agradecido con la Academia por esta distinción especial”, resaltó Loucel.

Agregó que es de destacar en gran medida el trabajo que desarrolla la Academia por el buen uso de la lengua y su correcta aplicación, tomando en cuenta que hacen un buen trabajo con pocos recursos. “Luchar casi sin recursos contra un medio hostil que se atreve incluso a tratar de imponer vocablos inapropiados para impulsar agendas políticas o ideologías particulares”, reflexionó.

El académico puntualizó que este reconocimiento significa adquirir un importante compromiso en seguir aportando a la sociedad y la defensa del lenguaje, especialmente a las nuevas generaciones.

“La tecnología ha irrumpido en todos los procesos de nuestra vida y no la rechazamos en lo absoluto y si a esto le agregamos que los jóvenes mucho menos escriben, se deterioran las capacidades de análisis y reflexión, la comprensión profunda de las cosas, la filosofía de la vida, la razón de ser y su verdad”, apuntó el rector honorario vitalicio de la Utec.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


6 × = seis