Presentan estudio sobre el defensor de las audiencias en los medios de comunicación

La investigación se desarrolló de manera conjunta entre la directora de investigaciones de Utec, Camila Calles, y Leida Monterroza Matute, de la Universidad Autónoma de Santa Ana.

Texto y fotos: Wilber Corpeño
La Palabra Universitaria

El ombudsman de las audiencias de los medios de comunicación en El Salvador: factibilidad y aceptación, es el nombre del estudio que presentó la vicerrectoría de investigación y proyección social de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec).

La vicerrectora de investigación y proyección social, Noris López Guevara, apuntó que la investigación desarrollada por la directora de investigaciones de la Utec, Camila Calles y Leida Monterroza Matute, de la Universidad Autónoma de Santa Ana, fundamenta su interés sobre las carreras que ambas universidades ofrecen en las líneas señaladas en sus respectivas agendas de investigación y en la necesidad de desarrollar temáticas a cerca de los medios de comunicación.

“También se identifica la necesidad de implementar herramientas o estrategias orientadas al empoderamiento de la participación ciudadana en el país, en el que cada día se necesita construir democracia para alcanzar los niveles deseados de desarrollo”, reflexionó la vicerrectora de investigación y proyección social.

Camila Calles explicó que el objetivo general del estudio, que se desarrolló a lo largo de un año, es determinar la factibilidad y aceptación del ombudsman en las audiencias de contenidos informativos, en grupos sociales y medios de comunicación en El Salvador.

De acuerdo a los resultados de la investigación, los medios de comunicación salvadoreños están vulnerando con sus publicaciones algunos derechos y garantías constitucionales; uno de ellos es el artículo dos de la Constitución salvadoreña, el cual garantiza el derecho al honor, a la identidad personal y familiar y a la propia imagen, ya que dentro de sus contenidos predomina el sensacionalismo, evidenciado en imágenes de cadáveres, rostros sangrantes, exposición de personas en ruedas de prensa, ignorando así la presunción de inocencia y vulnerando con ello el honor y la reputación de dichas personas.

El documento señala que los medios de comunicación se muestran renuentes ante cualquier iniciativa de mejorar la calidad de sus contenidos, tachando dichas iniciativas como atentatorias contra la libertad de expresión y de prensa.

Camila Calles explicó que, si bien es cierto que los medios se inclinan a favor de la autorregulación, este concepto queda a discreción de cada empresa mediática y no existen parámetros para garantizar que en realidad los medios están aplicando medidas para mejorar sus contenidos, así como tampoco cuentan con manuales de estilo ni códigos de ética que deban seguir.

La investigación señala que en vista del tipo y la calidad de los contenidos que predominan en los medios, la serie de faltas que estos cometen afectan la credibilidad y el trabajo periodístico y, siendo el ombudsman de las audiencias uno de los mecanismos de autorregulación, resulta necesario que haya iniciativas que lleven a la creación y fortalecimiento de esta figura para velar porque los contenidos respondan a los intereses de las audiencias.

El estudio resalta que en el país hace falta un proceso de información dirigido a la ciudadanía sobre la figura del ombudsman, mostrando sus beneficios en la garantía al derecho de la información y del control de un trabajo periodístico que resguarde adecuadamente elementos técnicos y éticos adecuados.

Las investigadoras señalan que en los medios de comunicación salvadoreños, el ombudsman de las audiencias es visto como un elemento innecesario, pues además de considerar que ya cuentan con procesos para garantizar la participación ciudadana, consideran que la labor particular de esta figura ya está siendo desarrollada por el editor del medio y, por tanto, estiman que su trabajo cumple con los requerimientos éticos de la labor periodística.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


3 × = tres