Realizan conferencia sobre el ceremonial maya de la bendición de la semilla

La actividad fue realizada en la Utec e impulsada por la cátedra indígena náhuat y la participación de líderes indígenas de diversas organizaciones que velan por la revitalización de la cultura náhuat.

Wilber Corpeño
Fotos: Antonio herrera
La Palabra Universitaria

Una colorida feria de degustación de productos derivados de semillas como chocolate, horchata, tamales, atoles, marquesote, ojusthe y otros productos de la madre Tierra, acompañó a un breve ceremonial maya de la bendición de la semilla en el campus de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec).

La actividad se desarrolló en el marco de la celebración del Día Mundial de la Biodiversidad y fue coordinada por la cátedra indígena náhuat de la casa de estudios universitarios, en la que además participaron líderes y representantes de diversas organizaciones que impulsan sus acciones en pro de la cultura náhuat.

José Ernesto Ghiorsi Campos

La breve ceremonia se realizó previo a la conferencia El ceremonial maya de la bendición de la semilla, para lo cual fue invitado el coordinador nacional del Consejo de Principales Mayas de El Salvador y conferencista internacional de la cosmovisión maya, José Ernesto Ghiorsi Campos, quien hizo un amplio análisis sobre el tema.

Dicha actividad, según explicó la coordinadora de la cátedra indígena náhuat de la Utec, Morena Guadalupe Magaña, se llevó a cabo con el objetivo de reconocer a la semilla como elemento natural e indispensable dentro de la biodiversidad, desde la cosmovisión de los pueblos indígenas.

En consideración a lo anterior, Magaña reflexionó sobre la necesidad de valorar la biodiversidad y la biología de la conservación a partir de reflexiones como: qué es la biodiversidad, cómo se estima y valora la biodiversidad, cuáles son sus principales amenazas y, cómo y por qué se debe conservar y proteger la biodiversidad.

“Buscamos que los estudiantes adquieran la base conceptual para enfrentar el desafío de investigar sobre la biodiversidad desde diversos puntos de vista, así como la investigación sobre productos derivados de la madre Tierra”, agregó.

Según enfatizaron los organizadores, la actividad también se inclinó en valorar las relaciones entre los seres humanos y su entorno ambiental, social, cultural y cómo se debe trabajar por la conservación de los beneficios de la madre Tierra, para la preservación de la vida en todas sus manifestaciones.

La jornada se vio colorida con la intervención musical de los jóvenes de la Fundación Coral Salvadoreña Yutawi, quienes deleitaron a los presentes con diversas melodías entonadas en náhuat, lo que despertó el interés y atención de los estudiantes e invitados especiales que acudieron a la actividad, que se desarrolló en el auditorio De La Paz y en el pasillo principal del edificio Francisco Morazán.

 

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


6 × uno =