Periodistas analizan mediante un foro las adversidades que atraviesa el periodismo

La actividad, que tuvo lugar en uno de los auditorios de la Utec, es parte de las jornadas que durante la semana se desarrollaron en el marco del Foro Centroamericano de Periodismo, organizado por el periódico digital El Faro.

Texto y fotos: Wilber Corpeño
La Palabra Universitaria  

Un grupo de estudiantes del área de comunicaciones de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec) y de la Universidad de Costa Rica (UCR), fueron los principales invitados a un panel foro especializado en el que participaron como panelistas periodistas de destacada trayectoria en países como Chile, Cuba y Colombia.

La actividad es parte de las jornadas que durante la semana se desarrollaron en el marco del Foro Centroamericano de Periodismo (ForoCAP), organizado por el periódico digital El Faro, con el que, además, el reconocido medio digital celebra sus 20 años de fundación.

El foro, que tuvo lugar en uno de los principales auditorios de la Utec, fue moderado por el periodista colombiano Jaime Abello, director de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI). Participaron como panelistas la periodista chilena, Mónica González y la cubana, Mónica Baró, finalista del premio Gabriel García Márquez, y Carlos Dada, uno de los fundadores del periódico digital El Faro.

Las anécdotas y estrategias que han tenido que implementar para salir abantes en el trabajo periodístico, mantuvieron en todo momento la atención en el grupo de estudiantes que se dio cita a la actividad, pues los panelistas compartieron verdaderas historias de superación sobre las adversidades que ha tenido que atravesar el periodismo en los últimos años.

La periodista chilena, quien se desempeña como directora del Centro de Investigación Periodística (CIPER), apuntó que en Centro America se está haciendo el mejor periodismo en la actualidad, porque se desarrolla con profundidad, coraje y con unas ganas de cambiarle el rostro a países como El Salvador, a pesar de las condiciones que se han vivido y que se siguen viendo en la región.

“Qué maravilla que hoy tengamos en condiciones de adversidad la posibilidad de ser y de abrazar la mejor profesión del mundo, como lo decía en su momento Gabriel García Márquez. Qué maravilla que la fundación que él creó siga más vigente que nunca, porque el legado de García Márquez está presente, sigue vivo. Qué maravilla que podamos tener ese legado como herramienta para enfrentar la adversidad”, reflexionó González.

“Escribir las historias del crimen organizado, las empresas que contaminan, las que corrompen corazones, bolsillos y manos, para escatimarle a los ciudadanos la capacidad, incluso de soñar, es un privilegio y, en Centro América, se está haciendo el mejor periodismo del mundo”, enfatizó la profesional suramericana.

Esa adversidad sobre la que reflexionó la periodista chilena es la que han tenido que vivir en carne propia la periodista cubana y el mismo Carlos Dada con su proyecto digital. Mónica Baró, contó ante los estudiantes centroamericanos que en su país hacer periodismo es muy difícil, pues el principal obstáculo que deben enfrentar son las cerradas filosofías políticas del mismo gobierno.

“La principal adversidad que enfrentamos en Cuba es que no contamos con ningún tipo de reconocimiento legal, porque en el país no es legal asociarse, ni a un partido político, ni a una organización de cualquier tipo, ni tampoco crear un medio de prensa. A pesar de contar con un título universitario no somos reconocidos como periodistas, es como si no existiéramos”, explicó Baró.

Las adversidades de El Faro y del equipo de periodistas que acompañan a Carlos Dada han sido múltiples en el país. “El Faro nació y llevamos 20 años de una gran aventura periodística en la que cada paso que damos, todo el mundo nos ha tildado de locos porque lo que hacemos no se supone que lo debamos hacer y no se puede”, dijo entre risas.

Dada agregó que, “empezamos hace 20 años con una generación de universitarios, trabajando desde nuestras casas, en nuestro tiempo libre. Nacimos antes que apareciera Google, por lo que entonces era una locura el internet, era un juguete”, reflexiona.

Partiendo de esas circunstancias que de entrada pueden clasificarse como grandes obstáculos, Dada agrega que las adversidades de El Faro han ido mucho más allá y se pueden enlistar entre otras muchas, económicas, políticas, sociales en muchas ocasiones, pero que a pesar de ello no se han detenido y han ido creciendo poco a poco.

Puntualizó que por el proyecto periodístico han desfilado un centenar de periodistas, esos que en su momento han entregado más de la cuenta para poder levantar un proyecto en el que han ido creyendo en cada paso que se ha avanzado.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× cuatro = 28