Analizan en conversatorio desafíos y aciertos del programa penitenciario Yo Cambio

En la jornada, que fue organizada por la facultad de derecho de la Utec, participó el director del penal La Esperanza y la jueza cuarta de vigilancia penitenciaria de San Salvador.

Wilber Corpeño
La Palabra Universitaria

Con la presencia del director de la penitenciaría central La Esperanza, Elmer Mira; la jueza cuarta de vigilancia penitenciaria de San Salvador, Sandra Carolina Marín, y privados de libertad en fase de confianza, se realizó en la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec) un conversatorio en el que se analizó y reflexionó sobre los desafíos y aciertos del programa de gestión penitenciaria Yo Cambio.

Durante la jornada, que fue impulsada por la facultad de derecho de la casa de estudios universitarios, los reclusos en fase de confianza instalaron en el pasillo principal del edificio Simón Bolívar, una feria de productos elaborados en el reclusorio La Esperanza.

En ese sentido, el decano de la referida facultad, Edgardo Velásquez, apuntó que la actividad fue desarrollada gracias a la estrecha relación que desde hace varios años la institución de formación universitaria ha construido con el sistema penitenciario, al tiempo que apuntó que “la situación penitenciaria en el país es de suma importancia y por ello la facultad pone a disposición su apoyo y lo seguirá haciendo”.

Acotó que “para nosotros es una parte importante el sistema penitenciario en nuestro país. Yo creo que como profesionales de las ciencias jurídicas debemos tener la vivencia y la experiencia de tener una comunicación directa con el sistema carcelario”, dijo.

Durante el conversatorio, el director del mencionado centro penal, Elmer Mira, apuntó que el modelo de gestión penitenciaria Yo Cambio, ha ayudado al sistema a eliminar el ocio carcelario y ha generado muchas oportunidades, no solo para los internos, sino también para la comunidad que se ve beneficiada por los trabajos que realizan en las diferentes escuelas y comunas.

Además, se contó con la participación del grupo de música folclórica conformado por privados de libertad “NEMI”, quienes además pudieron dar testimonio de cómo ha sido su proceso de rehabilitación bajo el programa Yo Cambio. “La experiencia de estar en el programa ha sido gratificante ya que nos ha ayudado a aprender diferentes tipos de oficios en los centros penales”, apuntó uno de los miembros de la agrupación.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× uno = 2