Conmemoran Acuerdos de Paz con visita de secretario general de la ONU

Durante su discurso el representante de Naciones Unidas puso como ejemplo al pueblo salvadoreño ante aquellos países que viven en conflicto, y que no acuerdan aún la paz.

Wilber Góchez
La Palabra Universitaria

 

Con la presencia de importantes personalidades de la política nacional, frente a la atención de diplomáticos acreditados en el país y con la presencia del secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), se conmemoró en El Salvador el vigésimo tercer aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz.

La firma de la paz es el acontecimiento más importante de la historia política más reciente del país, ya que es el acuerdo que significó el fin del conflicto armado que por más de una década afectó la estructura política, económica, social y cultural de El Salvador.

La visita del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon fue el elemento agregado para este año en los actos oficiales que las autoridades estatales organizaron en el marco de la conmemoración.

En su discurso que dirigió al pueblo salvadoreño el presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, exaltó el significado del diálogo en los procesos históricos del país, mecanismo con el que se puso fin a la guerra.

Además, dijo que en 23 años de ejercicio democrático se ha aprendido mucho y, aunque se tenga una sociedad marcada por intereses diversos, no es necesario más la confrontación armada.

“Con el diálogo superamos la guerra, con el diálogo vamos a vencer los nuevos desafíos que enfrentamos”, afirmó el presidente la mañana del viernes, ante las más de 10 mil personas que acudieron al Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO).
acuerdos23Por su parte el representante de Naciones Unidas reconoció el legado de El Salvador al mundo con los Acuerdos de Paz.

“Celebramos el valor y la sabiduría que mostraron los líderes y el pueblo salvadoreño al elegir el camino de la paz, al superar las diferencias a través del diálogo, al transformar la sociedad con respeto mutuo y tolerancia”, externó el representante de la ONU.

De acuerdo con el funcionario, la Misión de Observadores de las Naciones Unidas en El Salvador (ONUSAL) instalada tras la firma de los acuerdos,  abrió un camino que siguieron después muchas operaciones de las Naciones Unidas.

El alto representante de la ONU reconoció que tras la firma de los acuerdos El Salvador sigue enfrentando varios desafíos, relacionados a la inseguridad ciudadana, la exclusión social y la falta de oportunidades.

“La paz no es el producto del terror ni el miedo, la paz no es el silencio de los cementerios, la paz es la aportación generosa, tranquila, de todos para el bien de todos”, aseguró, citando palabras del obispo mártir de El Salvador, Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


siete + 9 =