Estudiantes del Colegio Joyas de Cerén recibieron capacitación sobre lengua náhuat

La jornada formativa es una iniciativa de la cátedra indígena náhuat de la facultad de ciencias sociales de la Utec.

Texto y fotos: Wilber Corpeño
La Palabra Universitaria

Un grupo de estudiantes de bachillerato del Colegio Joyas de Cerén, de San Salvador, asistió a un taller especializado sobre la lengua náhuat, impartido en uno de los auditorios de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec).

El taller es impulsado por la cátedra indígena náhuat de la facultad de ciencias sociales, por lo que su coordinadora, Morena Guadalupe Magaña, resaltó que la iniciativa con los estudiantes de bachillerato de aquel colegio capitalino se desarrolla con el objetivo de compartir y difundir la obra lingüística del nahuahablante, Carlos Enrique Cortez.

“Del mismo modo buscamos generar nuevas metodologías didácticas para el estudio, la enseñanza y el aprendizaje de la lengua náhuat como elemento socializador y camino hacia la recuperación de la identidad y valores culturales”, apuntó Magaña.

Contextualizó que la lengua náhuat es un elemento que identifica a los salvadoreños, así la música, los sonidos, el canto, el sentido armónico une corazones, personas y países, por ello es de suma importancia que los jóvenes no solo conozcan sino aprendan sobre náhuat.

La docente de la escuela del departamento de castellano de la escuela de idiomas de la Utec y maestra de náhuat, de la iniciativa portadores del náhuat, Jessica Lorena Peña, fue la responsable de compartir un momento ameno con los jóvenes, a quienes les enseñó algunas palabras en náhuat de una manera dinámica y entretenida.

Enseñó a los jóvenes bachilleres frases básicas en su día a día como el saludo en la mañana, en la tarde o en la noche, así como algunas palabras que son comunes en la jerga de todo estudiante, como libro, hoja de papel, entre otras que los jóvenes muy atentamente quisieron pronunciar.

Este tipo de actividades son impulsadas con la visión puesta en que las nuevas generaciones deben ser portadoras de sabiduría, de luz, de paz y constructoras de una nueva utopía, ya no las inciertas sino las ciertas, lo que llevará también a desarrollar cultura y generar conciencia crítica en los estudiantes de la red de instituciones de educación media.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 7 = doce