Analizan en las consecuencias de matrimonios en niñas y adolescentes

El tema fue abordado por el magistrado de la cámara especializada de niñez y adolescencia, Alexis Marroquín, quien abordó el análisis tomando como punto de referencia las reformas a la ley.

Texto y fotos: Wilber Corpeño
La Palabra Universitaria

Analizar, reflexionar y discutir sobre las implicaciones que conlleva la unión matrimonial de niñas y adolescentes, fue uno de los principales objetivos que se planteó la cátedra de género de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec) con el desarrollo de una ponencia magistral que fue impartida por un experto en la temática.

Para la coordinadora de la referida cátedra, Marta Velásquez, este tipo de ponencias son oportunas para hacer conciencia en los estudiantes sobre las verdaderas implicaciones que conlleva el matrimonio en niñas y adolescentes, principalmente porque hay mucha manifestación de violencia de género.

“La cátedra de género de la universidad trabaja en temas de igualdad y equidad para buscar condiciones de desarrollo pleno para las mujeres y hombres, especialmente en el ámbito universitario y, desde luego, también contribuir a la sociedad”, contextualizó la psicóloga.

Para abordar la temática del matrimonio en niñas y adolescentes fue invitado el magistrado de la cámara especializada de niñez y adolescencia, Alexis Marroquín, quien hizo un análisis partiendo de las reformas que se han planteado en el código de familia que elimina la posibilidad de llevar a cabo matrimonios de esta naturaleza.

Marroquín expuso que, si bien es cierto las reformas están enfocadas en eliminar la posibilidad que haya matrimonios de niñas y adolescentes, no deja al margen la posibilidad que las mujeres adolescentes sigan siendo vulneradas en sus derechos, pero reconoce que esa iniciativa muestra un evidente avance sobre las intenciones en cuanto a integridad de la mujer en general.

“La pregunta con estas reformas es si en verdad es suficiente, si en efecto cambiará la realidad de las mujeres o de las niñas, tomando en cuenta que la solución al verdadero problema no será evidente con una reforma, ya que el fondo de todo está en la construcción de la socialización”, reflexiona el abogado.

Agrega que en el ámbito de la interpretación de la ley los jueces y funcionarios que la aplican están obligados a garantizar los derechos, por lo que el matrimonio adolescente no era un elemento que garantizaba derechos, sino que los restringía y generaba una especie de discriminación que no es tolerable.

Por ello enfatizó que el problema no se va a solucionar con una sola reforma porque implica incidir, cambiar la tendencia de los procesos de socialización, de cómo se educa para hacer niños y niñas. “Si eso no lo cambiamos, así tengamos las leyes más bonitas, eso seguirá siendo así; por lo tanto, es una responsabilidad muy grande para lograr verdadera incidencia”, puntualiza el experto.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 7 = uno