Presentaron medidas de protección y conservación de la lengua náhuat

De manera simbólica el documento fue entregado por parte de representantes de la Secretaría de Cultura a la coordinadora de la cátedra indígena náhuat de la Utec, Morena Guadalupe Magaña y al director de la escuela de idiomas, Wilfredo Marroquín.

Texto y fotos: Wilber Corpeño
La Palabra Universitaria

Ante una multitud de estudiantes, académicos, invitados especiales y representantes de comunidades originarias que se dieron cita a uno de los auditorios de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), fue presentada la resolución interna de las medidas de protección y salvaguardia para la conservación del bien cultural de la lengua náhuat.

Los detalles de las medidas fueron dados a conocer por representantes de la Secretaría de Cultura de la Presidencia (Secultura), quienes son los principales impulsores de este tipo de iniciativas que cuentan con el impulso y respaldo de otras asociaciones y proyectos de fomento cultural, como lo es la cátedra indígena náhuat de la Utec que trabaja tesoneramente por rescatar y revitalizar la lengua materna.

“Salvaguardar la lengua náhuat y la cosmovisión de los pipiles, implementar un plan de revitalización con los autores locales y las instituciones gubernamentales e inventar las manifestaciones que conforman la cosmovisión de los pipiles, son algunos de los objetivos que como universidad nos hemos propuesto por desarrollar por medio de la cátedra indígena náhuat”, resaltó la decana de la facultad de ciencias sociales de la Utec, Arely Villalta de Parada, durante el evento que tuvo lugar en el marco del quinto festival cultural del náhuat que impulsa la referida facultad por medio de su escuela de idiomas.

La responsable de socializar los detalles de la resolución fue Johana Marroquín, del departamento de Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI), encargado de elaborar la resolución, con el apoyo del departamento de pueblos indígenas de Secultura y del Ministerio de Educación.

“Trabajamos con personas vinculadas a la lengua náhuat entre enero y febrero de 2016. Ellas son originarias de Santo Domingo de Guzmán, Cuisnahuat, Nahuizalco y Tacuba; son maestros que imparten la lengua náhuat y neohablantes de náhuat”, dijo Marroquín.

Entre las medidas de protección establecidas se contempla fortalecer estrategias educativas para la enseñanza de la lengua náhuat en la primera infancia, continuar con la cuna náhuat que funciona desde 2010 en Santo Domingo de Guzmán; incorporar la cuna náhuat a un centro educativo local oficial y expandir la experiencia a otros municipios de Sonsonate, Ahuachapán y Santa Ana, donde existen nahuahablantes o neonahuahablantes.

Además, el PCI iniciará un proceso de sensibilización mediante charlas para la promoción, sensibilización y divulgación de la declaratoria de la lengua náhuat a través de los medios de comunicación de Secultura, y el departamento de pueblos indígenas facilitará las iniciativas afirmativas a favor de la conservación y promoción del idioma náhuat, en coordinación con las comunidades originarias.

“El náhuat tiene valor simbólico, científico, social e histórico, debido a que a través de la lengua se transmiten saberes, conocimientos, prácticas o valores de generación en generación”, agregó.

El neonahuahablante, Alexandro Tepas Lapa, dijo por su parte que esta resolución es histórica, porque con ella “se hace una revalorización del idioma. Es una de las cosas positivas de este gobierno, pues nunca antes un gobierno había abierto las puertas para que nosotros los pueblos indígenas hiciéramos un ejercicio de participación y revalorizar nuestro patrimonio cultural, la lengua”, puntualizó el líder comunal.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× nueve = 18