Investigador japonés expone sobre el antes y después de la erupción del volcán de Ilopango

La ponencia es el resultado de investigaciones que en la ciudad de Chalchuapa, del occidente del país, ha realizado el investigador procedente de Japón, Nobuyuki Ito.

Texto y fotos: Wilber Corpeño
wilber.corpeno@mail.utec.edu.sv
La Palabra Universitaria 

Antes y después de la erupción gigantesca del volcán de Ilopango en Chalchuapa, es el nombre de la ponencia especializada que recientemente fue impartida en el Museo Universitario de Antropología (MUA) de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec).

La conferencia, que trató especialmente sobre las transformaciones socioculturales y medioambientales en El Salvador a consecuencia de la erupción de lo que hoy es el lago de Ilopango, fue desarrollada por Nobuyuki Ito, coordinador del departamento de arqueología de la Universidad de Nagoya, Japón.

El investigador explicó que el volcán Ilopango ha tenido por lo menos cinco fuertes períodos eruptivos en los últimos 80 mil años, los cuales han contribuido a la formación de la caldera. La última erupción significativa data de aproximadamente hace unos mil 500 años y tuvo un alto índice de explosividad volcánica, que no solo afectó los alrededores como lo que hoy se conoce como San Salvador, La Paz, Cuscatlán y otros departamentos, sino que llegó incluso hasta fronteras de otros países de la región.

Los efectos que miles de años después se han contabilizado de aquella erupción son innumerables, iniciando por las altas concentraciones de ceniza volcánica que se puede encontrar casi que en cualquier parte del país y, desde luego, transformaciones socioculturales y medioambientales, esas que fueron el punto central en la investigación de Nobuyuki, que la desarrolló en Chalchuapa.

“La erupción ocurrida en aquella época provocó tanto impactó ambiental que hoy hemos podido encontrar sedimentación de ceniza volcánica en diversos puntos arqueológicos, como El Trapiche y Casa Blanca, en Chalchuapa. Se puede pensar que es difícil encontrar evidencias de una erupción que ocurrió muy lejos de ese punto, pero eso es evidencia que aquel fenómeno pudo haber causado efectos en la población”, explicó el investigador.

Autoridades de la unidad de cultura de la Utec, explicaron que Nobuyuki Ito ha trabajado en constantes temporadas en El Salvador desde una perspectiva multidisciplinaria y que la conferencia impartida en el MUA es parte del resultado de sus investigaciones, que en los últimos tiempos ha realizado en la zona occidental del país.

Agregaron que la participación del investigador japonés en el recinto universitario es parte del quehacer de la escuela de antropología y la dirección de cultura de la casa de estudios superiores y que es de gran importancia para la formación integral de los estudiantes de la mencionada escuela.

Los organizadores de la actividad acuñan que este tipo de iniciativas son de significativo valor para el proceso formativo de los estudiantes del área de arqueología, pues conocen de primera mano las experiencias del trabajo de campo de profesionales de la talla del investigador japonés, que ha puesto su dedicación y empeño profesional por desarrollar la investigación en el área de Chalchuapa, misma que busca conocer entre otras cosas los efectos de aquella gran erupción.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


siete × 1 =