Cierran semana del migrante con foro sobre el rol de la mujer en la migración

Para ello se contó con la participación de Virginia Quintana, Xiomara Hurtado y la investigadora de la Utec, Elsa Ramos, con la moderación de la coordinadora de la cátedra de género, Marta Velásquez.

Wilber Corpeño
wilber.corpeno@mail.utec.edu.sv
Fotos: Oscar Sosa
La Palabra Universitaria

Con un conversatorio sobre el rol de la mujer en la migración, concluyó la Décima Segunda Semana del Migrante en la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), durante la cual se discutió, reflexionó y analizó la temática desde diferentes enfoques y áreas de la profesión.

La coordinadora de la cátedra de género, Marta Velásquez, fue la responsable de moderar el conversatorio de cierre de la semana del migrante en el que participaron la jefa del departamento del sector externo del Banco Central de Reserva (BCR), Xiomara Hurtado; la investigadora de la Universidad Panamericana de El Salvador (UPES), Virginia Quintana y la investigadora de la Utec y coordinadora de la cátedra de migraciones, Elsa Ramos.

Para la investigadora de la Upes, este tipo de actividades impulsadas desde la academia son de suma importancia pues son espacios propicios para la sensibilización de los estudiantes, ante un tema que, dijo, trae muchas consecuencias negativas para aquellos que se aventuran a migrar.

Tomando como referencia algunos resultados de estudios que se han realizado sobre el tema de mujeres migrantes, la experta ve el escenario con suma preocupación pues dice que la mujer es demasiado vulnerable en su tránsito cuando busca el mal llamado sueño americano.

“El porcentaje de mujeres deportadas es preocupante, pues eso indica que las mujeres siguen siendo objeto de discriminación o exclusión en la sociedad. La migración internacional somete a vulnerabilidades mayores a las mujeres”, reflexiona la investigadora salvadoreña.

Por su parte la representante del BCR dice que la mujer, al igual que los hombres, deciden dejar sus países de origen por diversos factores, entre ellos la violencia, esa que aun migrando sigue flagelándolas, pues por su naturaleza es más vulnerable a aspectos como la trata de personas, secuestros, abusos sexuales, entre otros.

“Es necesario que se intensifiquen las redes de apoyo en todas las rutas migratorias para proteger de mejor forma a las mujeres. Eso pasa por instalar en la ruta del migrante más oficinas de denuncia para que las mujeres en tránsito tengan a dónde acudir a interponer sus denuncias o pedir ayuda”, sostiene.

Dice que el país debe impulsar acciones estratégicas e integrales que busquen disminuir los porcentajes de migración, lo que pasa por garantizar un escenario que permita un desarrollo para más mujeres.

“Una de las acciones que deberían ser prioritarias es el impulso de verdaderas políticas que garanticen desarrollo laboral para las mujeres, facilidad para el emprendimiento, pues al contar con ingresos sostenibles ellas (las mujeres) dejaran de optar por la migración”, sostiene.

Elsa Ramos reflexiona sobre los altos costos económicos que la mujer debe pagar para poder tener seguridad más certera de pasar con éxito la ruta del migrante y lograr el objetivo de llegar al país de destino. “En algunos estudios que hemos realizado se ha conocido casos de mujeres que han tenido que pagar cantidades de hasta 10 mil dólares a un “coyote” para que las lleve a Estados Unidos”, acotó.

“Es lamentable también conocer casos de mujeres que tienen que pagar favores sexuales con los “coyotes” para poder tener la garantía de llegar con éxito al lugar de destino”, concluye la investigadora de la Utec.

La semana del migrante es organizada por la cátedra de migraciones, de la vicerrectoría de investigación y proyección social de la Utec.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


2 + = cuatro