Tataranieto de líder indígena Feliciano Ama comparte con estudiantes de la Utec

Tito Chile Ama es arquitecto de profesión, especialista en la preservación y restauración del patrimonio cultural.

Texto y fotos: Wilber Corpeño
wilber.corpenop@mail.utec.edu.sv
La Palabra Universitaria

Educación superior universitaria en jóvenes indígenas es el nombre de la ponencia especializada que brindó a estudiantes, Tito Chile Ama, en uno de los auditorios de la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC).

Chile Ama, quien es tataranieto del recordado e insigne líder indígena de 1932, Feliciano Ama, reflexionó ante los estudiantes de la casa de estudios superiores que en El Salvador hay un fuerte problema de determinación, es decir, el reconocimiento mismo de las personas sobre su verdadero origen indígena, por lo que en los resultados del último censo poblacional que se realizó en 2007 la población indígena reconocida como tal, entre lencas, náhuat y kakawira, fue solo del 0.2 por ciento.

“De parte de las organizaciones indígenas ese dato es un tanto controversial porque nuevamente se está volviendo una negación de la población indígena en el país”, reflexionó Chile Ama.

El arquitecto desarrolló su ponencia partiendo del planteamiento de algunas interrogantes, como el hecho que si es la población indígena un tema de estudio en las universidades; cuántos estudiantes indígenas tiene la Utec y cuántos indígenas están estudiando en las universidades de nuestro país.

Partiendo de ello, la ponencia fue subiendo de intensidad y de interés por parte de los interlocutores, a tal punto que la jornada se volvió más un conversatorio y diálogo intercultural participativo entre el ponente y los estudiantes de la casa universitaria, quienes mostraron un verdadero interés por el tema.

La coordinadora de la cátedra indígena náhuat y coordinadora del departamento de castellano de la Utec, Morena Guadalupe Magaña, destacó que este tipo de actividades son de mucha importancia pues se trata de contextualizar y hacer conciencia en los estudiantes de la casa universitaria sobre el tema del náhuat.

“Con estas actividades tratamos de hacer conciencia en los jóvenes que la educación es un desafío, pero que es algo que todos debemos alcanzar, pues es un factor que prevalece para favorecer el desarrollo de los pueblos”, reflexionó.

Acuñó la idea destacando que es importante que los jóvenes vean cómo al apostarle a la educación se puede lograr la transformación del tejido social de una nación, de un país como El Salvador.

Este tipo de actividades son parte del accionar que con mucha constancia está impulsando la catedra indígena náhuat de la Utec, misma que está por cumplir su primer año de trabajo y que, según la responsable de coordinarla, se está haciendo un trabajo efectivo en el tema de la revitalización del náhuat.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 + = catorce