Mensaje reflexivo brindó rector vitalicio en congreso docente de la Utec

Entre otras cosas el rector honorario vitalicio, José Mauricio Loucel, anunció la creación de una cátedra de principios y valores, al mismo tiempo que instó a los docentes a adaptarse a los cambios que el mundo está mostrando.

Wilber Góchez
wilber.corpeno@mail.utec.edu.sv
Fotos: Edgardo Rivas-Norman Trujillo
La Palabra Universitaria

El entusiasmo y la mejor disposición de contribuir a los procesos formativos fue el común denominador entre decenas de profesionales de la andragogía, quienes asistieron recientemente al ya tradicional congreso docente de la Universidad Tecnológica de El Salvador.

Dicho congreso que es el punto de inicio de las actividades académicas en la casa de estudios superiores, es propicio también para contextualizar a la comunidad académica sobre los diversos proyectos y actividades que durante el año anterior fueron desarrolladas, los cuales  fueron presentados por medio de una producción audiovisual.

Para este año la ponencia principal estuvo a cargo del rector honorario vitalicio, José Mauricio Loucel, quien reflexionó ante los profesionales sobre el trabajo de la docencia, el papel que deben jugar en la sociedad y los retos a los que en la actualidad se está inmerso.

“Estoy aquí para decirles a ustedes que esta universidad es un miembro vivo y palpitante de la sociedad salvadoreña, es una universidad que ha hecho una buena labor social, que ha graduado a más de 19 mil profesionales en este país. Es una universidad que tiene como filosofía formar profesionales que emprendan, que creen fuentes de trabajo, porque mientras no haya trabajo suficiente para los salvadoreños, el país no tendrá porvenir”, reflexionó.

Dijo que una de las grandes fortalezas de la institución radica en su planta docente, esos profesionales que constantemente deben adaptarse a los cambios y las exigencias que los tiempos y los mismos estudiantes van mostrando. “La función principal de un docente no es enseñar, sino más bien motivar para que el alumno quiera aprender y saber, por lo tanto, la metodología tiene que ir cambiando, del mismo modo lo debe ir haciendo el docente”, puntualizó.

El rector José Mauricio Loucel anunció la creación de la cátedra de principios y valores, un espacio propicio para generar cambios significativos sobre el comportamiento de las personas. “Tenemos que cambiar nosotros también; el problema del cambio es que necesita cambiar el hombre para adaptarse a él”.

Por ello hizo un llamado reflexivo a los docentes a que salgan de la zona de comodidad, que vallan más allá del método tradicional de enseñanza que vienen aplicando desde hace mucho y que impulsen la actividad investigativa como esencia de su quehacer pedagógico-profesional.

“El nuevo docente tiene que investigar y además tiene que provocar motivación para que el alumno investigue. Estamos dispuestos a invertir en ustedes, solo pedimos su buena voluntad y deseo de adaptarse a los cambios que no podemos obviar”, instó el rector vitalicio.

Reflexionó que la revolución tecnológica está mostrando acelerados cambios en el mundo, esos que de manera particular quizá el país no sepa manejar por la falta de muchos elementos que dejan en evidencia la carencia de capacidad para generar, crear, revolucionar y construir tecnológicamente hablando, por lo que es necesario establecer qué representa en verdad la revolución tecnológica para el país.

“Esta revolución que se está dando hacia dónde nos lleva y, sobre todo, a dónde lleva a El Salvador y si queremos ser más específicos, cómo se va a desarrollar la educación, porque así como todo está cambiando exponencialmente, también la docencia tiene que cambiar”, puntualizó.

Dijo además que esos cambios para la Utec representan un evidente reto, pues el cambio en la docencia y en la metodología educativa debe enfrentarse con la mejor actitud.

docentesutec

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


7 − = cuatro