Comercio de útiles escolares se impone en las calles del centro capitalino

La Calle Rubén Darío, en el centro de San Salvador, se ha convertido en una especie de mercado especializado en útiles escolares, en donde los clientes pueden encontrar toda variedad de cuadernos, libros, bolsones, loncheras y más artículos que están señalados en los listados de escuelas y colegios.

Wilber Góchez
wilber.corpeno@mail.utec.edu.sv
Fotos: Hugo Henríquez
La Palabra Universitaria

Con lista en mano y con la esperanza de comprar a precios bajos algunos útiles para la escuela, doña Susana y su hija Gabriela decidieron recorrer algunos negocios instalados sobre la emblemática Calle Rubén Darío, en pleno centro de San Salvador, pues la cuenta regresiva para que arranque oficialmente el año lectivo ha iniciado y para ello deben tener todo listo.

“Prefiero coger la lista de útiles y venir a la calle a comprar porque en realidad muchas cosas se pueden conseguir a precios realmente muy por debajo de lo que se encuentran en las librerías”, reflexionó doña Susana, al tiempo que enlistaba las cosas que ya se habían agregado a su pedido.

susanaclasesMuchos salvadoreños, como el caso de Susana y su hija, también prefieren ir y buscar en la calle la lista de peticiones de la escuela o el colegio porque hay más variedad, no solo en precios, sino en productos que se encuentran con mayor facilidad, hay menos afluencia de gente por el hecho de haber más opciones de compra.

“En las librerías, sea la que sea, siempre está demasiado lleno de gente, uno no puede ni caminar no lo atienden rápido y, sobre todo, no se puede regatear”, relata Doña Susana.

Los comerciantes ven en la época una oportunidad perfecta para obtener mejores ingresos en comparación con otras épocas del año, pues reconocen que los materiales escolares son de gran demanda en el primer mes del año, ya que es una compra obligada que deben hacer todos los salvadoreños que tienen hijos en edad escolar.

Doña América Hernández es propietaria de uno de los negocios instalados en la mencionada arteria del centro capitalino, quien destaca que la clave de las ventas de productos escolares es el ofrecimiento de precios competitivos en relación a los que se ofrecen en las librerías.

“El cliente aquí puede ofrecer. Nosotros damos precio, el cliente regatea y depende de cómo nos salga, así podemos dejar el precio”, resalta la comerciante.

Al mismo tiempo agrega que “aquí el cliente encuentra de todo, variedad de cuadernos número uno, número dos, del número tres y con precios que van desde 0.50 centavos de dólar, en variedad de estilos: rallados, cuadriculados, lisos. El cliente también encuentra lápices, lapiceros, plumones, borradores, libretas, libros y toda variedad de otros productos escolares”, detalló.

listaescolarLa comerciante reconoce que las ventas de productos escolares siempre dejan buenas ganancias para los negocios instalados en la Calle Rubén Darío, principalmente porque la gente siempre busca comprar a precios más bajos, en comparación a los que se ofrecen e librerías.

Para el lunes 16 de enero han anunciado las autoridades el inicio oficial del año escolar para el sistema de escuelas públicas y colegios privados.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


4 + = trece